Google se dice “indignado” si se confirma que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos se introdujo en sus bases de datos y Yahoo niega acuerdos con la agencia de seguridad.

El día de ayer The Wasington Post dio a conocer un nuevo informe de Edward Snowden en el que se revelaba que la NSA infiltró las bases de datos de Google y Yahoo. La primera respuesta oficial por parte de las empresas ha sido de profunda indignación.

De acuerdo con la información proporcionada por Snowden, la manera en que la NSA logró tener accesoa los centros de datos de las compañías fue mediante un programa de reciente creación denominado MUSCULAR.

Las dos empresas dueñas de dos de los buscadores más populares de internet se habían pronunciado tibiamente a través de algunos trabajadores, sin embargo el día de hoy por fin se pronunciaron oficialmente.

En voz de David Drummond, director del departamento legal de Google, la compañía de Mountain View señala:

“No proporcionamos a ningún gobierno, incluido el estadounidense, el acceso a nuestros sistemas. Estamos indignados ante los extremos a los que el gobierno parece haber llegado para interceptar datos de nuestras redes, se necesita una reforma urgente en materia de seguridad electrónica.”

Casi a la par, Yahoo declaró contar con “controles estrictos” para proteger la seguridad de sus centros de datos. Además de que, en el mismo sentido de Google, declararon que no le han facilitado el acceso a sus sistemas de datos a la NSA ni a agencias de seguridad de otros países.

Las repercusiones por las filtraciones de Snowden siguen creciendo y parece que continuarán en las próximas emanas.

vía The Guardian

temas