Un error de 2013 resultó en la filtración de miles de datos personales.

Ha sido reportado que debido a un error encontrado recientemente por investigadores de Cisco, la información de alrededor de 282,000 dominios que se encontraban registrados en el servicio Google Apps for Work, ha quedado completamente expuesta al público en los directorios de WHOIS. Dicha información incluye entre otras cosas, nombres, direcciones y números de teléfono de los propietarios de cada dominio.

El número antes mencionado equivale a aproximadamente el 94% de los dominios que fueron registrados a Apps for Work a través de eNom, un servicio asociado a Google. Según el reporte del portal Ars Technica, el sitio de dominios cuenta con un servicio de protección de datos personales para todos sus clientes por un cargo adicional de seis dólares al mes que al parecer no cumplió con lo que prometía.

Desde el jueves pasado, Google avisó a todos los administradores que utilizan el servicio vía correo electrónico, explicando los motivos de dicho incidente, y también comunicando que el problema de software que se arrastraba desde 2013 y que fue descubierto el mes pasado, ha sido resuelto. Sin embargo, el daño producido con la información filtrada es irremediable, pues aún permanece disponible en los servicios públicos de WHOIS.

fuente Ars Technica

temas