Ya nos e podía acceder a Gmail o Google Hangouts, tampoco entrar a las reuniones del gobierno con teléfonos.

DOnald Trump Smartphone

Los trabajadores de la Casa Blanca no pueden acceder a servicios como Gmail o Google Hangouts mientras están en sus instalaciones. Y ahora es muy probable que no tengan ninguna otra forma de comunicarse con el exterior, puesto que se está considerando prohibir el uso de los teléfonos inteligentes en la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos

De acuerdo a información dada a conocer por Bloomberg, la medida no sería tomada por temor a que los trabajadores filtren información a la prensa, sino como un protocolo de seguridad. Sin embargo, parece que los trabajadores temen que, una vez que el gobierno los aisle por completo durante su jornada de trabajo, se les obligue a usar teléfonos “oficiales” (por llamarlos de alguna forma) para que sus mensajes y conversaciones sean registrados.

El problema con los teléfonos inteligentes en la oficina central de gobierno se puso al descubierto en octubre pasado, cuando se dio a conocer que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, había estado utilizando un “smartphone comprometido”. A esto hay que sumarle que el presidente Donal Trump se ha negado a usar un teléfono provisto por el gobierno.

La Casa Blanca ya toma precauciones con los dispositivos personales, incluso al exigir a los funcionarios que dejen los teléfonos en cubículos fuera de las salas de reuniones donde se discute la información delicada o clasificada.

Bloomberg asegura que los “altos funcionarios” aún no han decidido si imponer o no la prohibición, ni tampoco si se aplicaría o no a todo el personal de la oficina ejecutiva del presidente.

fuente Bloomberg

temas