Luego del impacto mediático que ha tenido la noticia de que Facebook manipuló el feed de sus usuarios para ayudar a un experimento de psicología social en 2012, la red social se ha visto envuelta en una polémica que intenta sanjar ofreciendo disculpas a todos sus usuarios. 

A unos días de que la Academia de Ciencias de los Estados Unidos publicara los resultados de un experimento, que cobró fama por contar con el apoyo de Facebook para alterar las publicaciones que vieron casi 700, 000 usuarios, la directora de operaciones de la compañía, Sheryl Sandberg, ofreció disculpas durante un viaje de negocios que realizó a la India.

“Este asunto era muy similar a las investigaciones de productos que suelen realizar las empresas, sólo que no supimos como comunicarlo. Por ello pedimos una disculpa a nuestros usuarios por como manejamos la información sobre el tema. Nunca quisimos que se molestaran. En Facebook, nos tomamos la seguridad de la información y la privacidad muy en serio”, señaló Sandberg.

A pesar de las disculpas, el gobierno del Reino Unido inició una investigación en contra de la empresa de Mark Zuckerberg, por un posible manejo irregular de información personal de los usuarios. De acuerdo con The Guardian, la Oficina del Comisionado de Información (ICO, por sus  siglas en inglés) está evaluando si el experimento rompió las leyes británicas de protección de datos, y ya citó a la oficina europea de Facebook con sede en Irlanda, para que coopere con las investigaciones.

Por su parte, Facebook Europa ya emitió una respuesta difundida por The Financial Times:

“Está claro que el estudio molestó a la gente y asumimos la responsabilidad. Queremos hacerlo mejor en el futuro y estamos mejorando nuestros procedimientos basándonos en todos los comentarios que hemos recibido. El estudio se hizo con la adecuada protección de la información de la gente y estamos dispuestos a responder a cualquier pregunta de los reguladores.”

Parece que a Mark Zuckerberg y compañía les esperan semanas difíciles, pues seguramente esto no será lo último que veremos respecto al caso.

vía The Guardian

fuente The Wall Street Journal

temas