La actividad se realiza en aras la seguridad de los usuarios.

Durante su presentación en el Web Summit que se realiza en Lisboa, el jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos, afirmó que la compañía se ha dedicado a comprar listas de contraseñas robadas, con el fin de alertar a los usuarios que estaban usando dichos password inseguros.

“Resulta que podemos construir software perfectamente seguro y aun así la gente todavía puede resultar herida”, afirmó Stamos

Así es como la red social se ha dado cuenta de que la gente sigue usando 1234 y sus hermanos números consecutivos, como contraseña. Stamos describió este sistema de compra ilegal como “computacionalmente pesado”, pero los resultados arrojados han sido favorables, ya que además de proteger a millones de usuarios, le sirve a la red social para aumentar su propia seguridad.

“La reutilización de contraseñas es la principal causa de daño en Internet”

Esta no es la primera vez que Facebook realiza esta pesca. En 2013, dieron a conocer que utilizaron información similar para saber que usuarios de Facebook usaban su misma contraseña en su cuenta de Adobe. En aquella ocasión, bloqueó a los usuarios del servicio hasta que cambiaron su clave por una más fuerte.

Esto no significa que Facebook se quede con nuestras contraseñas. De hecho, ni siquiera las almacena. Cuando alguien inicia sesión en Facebook, la contraseña se pasa a través de una función de hashing unidireccional. Si el resultado coincide con lo que Facebook ha registrado, ese usuario está permitido.

fuente Cnet

temas