El fundador de WhatsApp prefirió irse sin recibir todo el dinero que le habían prometido antes de ver que metieran publicidad en la app.

Brian Acton, fundador de Whatsapp con Mark

(ROBERT GALLAGHER)

Después de meses de silencio, el cofundador de WhatsApp, Brian Acton, concedió una entrevista a Forbes, revelando las razones detrás de su renuncia a Facebook luego de que la red social más grande del mundo compró su aplicación.

Acton aguantó 3 años trabajando en Facebook, que compró WhatsApp por 22 mil millones de dólares. Una cifra altísima si consideramos que WhatsApp prácticamente no tenía ingresos, era una app completamente gratuita. Hace 10 meses Acton renunció a Facebook y, a través de un comunicado oficial, informó que quería enfocarse en dar forma a una organización sin fines de lucro. Pero, cuando estalló el escándalo de Cambridge Analytica, lanzó un duro tuit, que se volvió viral, indicando: “Ha llegado el momento #DeleteFacebook”.

Desde entonces comenzó a especularse sobre las verdaderas razones detrás de abandonar Facebook. Y finalmente ha hablado. Acton reconoció que abandonó Facebook por la presión que ejerció Mark Zuckerberg en monetizar WhatsApp. Aparentemente, Zuckerberg estaba en contra de encriptar las conversaciones y a favor de mostrar más publicidad en la red social.

Justo por salir de Facebook en ese momento, sin detenerse a esperar a cumplir por lo menos cuatro años en la empresa (como marcaba el contrato que firmó al vender WhatsApp) no recibió la última parte de las acciones que le correspondían por contrato, perdiendo en el proceso millones de dólares.

“Fue como, ok, bueno, tú [Zuckerberg] quieren hacer todas estas cosas que yo no quiero hacer. Es mejor si me salgo de tu camino. Y lo hice “, indicó Acton.

Acton tomó una captura de pantalla del precio de las acciones al momento de su renuncia, y descubrió que seguir sus principios le costó 850 millones de dólares. Suena mucho, y lo es, pero debemos tomar en cuenta que se estima que Acton tiene una fortuna de alrededor de 3.6 mil millones de dólares (buena parte de ella producto de la venta de WhatsApp).

A pesar de salir así de la empresa, Acton reconoce que Facebook “no es una empresa perversa”, simplemente son “empresarios, eso sí, muy buenos empresarios”. Y reconoce:

“Al final del día, yo vendí mi compañía. Vendí la privacidad de mis usuarios por un beneficio mayor. Hice una elección y un compromiso. Y yo vivo con eso todos los días “.

De acuerdo con el fundador de la app de mensajería, Zuckerberg quería mandar publicidad personalizada a los usuarios de WhatsApp, de manera similar a lo que hace con Facebnook, y tener acceso a datos estadísticos de los usuarios, para vender la información a empresas. Pero el cifrado de extremo a extremo de la app complicaba todo eso.

Horas después de que se hizo pública la entrevista, Acton recibió respuesta. David Marcus, ex-responsable de productos de mensajería de Facebook y actualmente  jefe de la división de Blockchain, lanzó un largo mensaje en el que llama mentiroso al fundador de WhatsApp.

Marcus, indicando que habla a título personal, suelta el siguiente insulto:

“Llámame anticuado. Pero me parece que atacar a la gente y la compañía que te convirtió en multimillonario […] establece un nuevo estándar de poca clase.

A pesar de todo, la reciente salida de los fundadores de Instagram muestra que Facebook es un lugar en el que la publicidad es lo más importante.

fuente Forbes

temas