Finalmente, la opción que todos los que tenemos dedos torpes esperábamos, ya está aquí.

Tal y como comentamos hace un año, una de las opciones más interesantes que los usuarios de Gmail podían activar en el apartado de Labs —funciones preliminares experimentales que están en fase beta— era la posibilidad de deshacer un envío de correo en caso de arrepentirnos momentos después de mandar el mensaje.

Hoy, por fin, Google acaba de sacar la opción de su fase de prueba y la puso al alcance de todos sus usuarios a través de la configuración general de Gmail. Ahora, si nos arrepentimos de un correo que mandamos, tenemos unos segundos para evitar que el mensaje llegue a su destinatario. La opción puede configurarse para brindarnos de 5 y hasta 30 segundos antes de que el mensaje se envíe, tiempo suficiente para dar marcha atrás a un correo en el que cometimos una errata o mandamos a alguien por equivocación.

Para poder hacer uso de la función es necesario habilitarla en la sección “General” de la configuración de nuestra cuenta:

configuracion-gmail

No está de más contar con la opción activada para evitar alguna pifia.

vía The New York Times

temas