El gobierno norcoreano realizó una inaudita declaración, sosteniendo que están evaluando atacar de manera directa al territorio de Estados Unidos por vincularlos con el ataque informático a Sony Pictures.   

De acuerdo con un comunicado dado a conocer por la agencia estatal de información KCNA, el Departamento de Política de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte lanzó un comunicado en donde señala que el informe dado a conocer la semana pasada por el FBI, no tiene ninguna base técnica en señalar al gobierno del país asiático como los responsables de los cyberataques en contra de Sony Pictures:

“Después de todo, las pruebas citadas por el FBI estaban basadas en datos científico-técnicos poco claros y en una historia falsa, por lo que el anuncio completo en sí es una invención, que comprueba que Estados Unidos se comporta como un gángster”, declaro la dependencia de gobierno coreana.

Las autoridades de Corea del Norte acusaron al presidente Barack Obama de usar el caso del hackeo a Sony Pictures para responsabilizarlos falsamente del hecho con una “acusación intencionada”, que busca aplicarles nuevas sanciones económicas, además defendieron a los hackers de Guardians for Peace.

“No sabemos la identidad de los hackers, pero sin duda podemos decir que son partidarios y simpatizantes de Corea del Norte. Estimamos altamente sus acciones, a pesar de que no sabemos concretamente su lugar de residencia (…) ¿Pueden realmente los Estados Unidos encubrir los crímenes que ha cometido intentando de esta forma falsificar la verdad y convertir lo blanco en negro?”, se lee en el comunicado.

Además de negar que Corea del Norte este involucrada en el ataque a Sony, la Comisión Nacional de Defensa coreana señaló que cuentan con pruebas que indican que el gobierno estadounidense estuvo “involucrado” en la producción de la película The Interview. Por lo anterior, el régimen norcoreano amenazó con tomar represalias contra Estados Unidos.

“El ejército y todo el pueblo de Corea del Norte están completamente listos para entrar en una confrontación con Estados Unidos, en todos los espacios de guerra, incluyendo la guerra cibernética (…) Nuestra respuesta más grande será ejecutada audazmente contra la Casa Blanca, el Pentágono y el territorio estadounidense, pozo negro del terrorismo, sobrepasando con mucho la ‘respuesta proporcional’ declarada por Obama”, sostiene el gobierno coreano.

La primer medida que ha tomado Corea del Norte es cancelar su participación en una reunión de la ONU en la que se hablaría sobre la situación de los derechos humanos dentro del país asiático. A pesar de que el gobierno norcoreano ya ha empleado en varios momentos una retórica similar en contra de Corea del Sur, esta es la primera vez que el país pronuncia una amenaza directa y sin matices contra Estados Unidos.

vía The Guardian

fuente KCNA

temas