Durante el fin de semana que acaba de concluir se registró uno de los mayores ciberataques en contra de los servicios de videojuegos online de la historia.

Desde el sábado por la noche comenzaron a reportarse diferentes dificultades en algunas de las más importantes plataformas de juego en línea. La que se vio más afectada fue PlayStation Network, la cual, en su versión norteamericana, dejó de funcionar durante varias horas el sábado y el domingo.

De acuerdo con Skacknews, desde las últimas horas del sábado el servicio de Sony dejó de funcionar, afectando a muchos gamers, que vieron interrumpida la posibilidad de descargar videojuegos, actualizaciones o jugar a través de la red.

Al mismo tiempo, Battle.net, la plataforma online de Blizzard, también presentó fallos, aunque de menor escala. Además también se registrsron problemas en juegos como League of Legends y Path of Exile.

Sony fijó su postura a través de un comunicado en el que lamentó los hechos después de que aceptaron el problema en sus redes sociales:

“Al igual que otras grandes redes alrededor del mundo, la PlayStation Network y Sony Entertainment Network han sido impactadas por un intento de saturar nuestra red con alto tráfico artificial. Aunque el ataque ha afectado la capacidad para acceder a nuestros servicios, no consiguieron acceder a la información personal de nuestros usuarios.”

El grupo de hackers Lizard Squad se pronunció como los responsables de los ataques, asegurando que decidieron atacar con más contundencia a Sony porque, con el dinero que reciben por las suscripciones Premium de PlayStation Plus, deberían tener  una buena protección en contra de los ataques DDoS, sobre todo después del ataque que recibió el servicio por parte de Anonymous en 2011, el cual dejó vulnerable los datos personales de sus usuarios.

Lizard Squad también afirmó que atacaría a Xbox Live para probar sus sistemas de seguridad. A pesar de que la plataforma de videojuegos en linea de Microsoft reportó fallos, estos fueron menores.  Y no contentos con ello, los hackers publicaron un tuit en donde señalaban que conocían el vuelo en el que viajaba el presidente de Sony Online Entertainment , John Smedley, afirmando que el avión procedente de Dallas, Texas y con destino a San Diego, California tenía explosivos a bordo.

Luego de que se difundiera la publicación, el vuelo 362 de American  Airlines fue desviado hacia Phoenix, Arizona, ocasionando que Smedley se quejará en su cuenta de Twitter de la aerolínea. Sin embargo, al darse a conocer las razones del desvío, Smedley se negó a hablar al respecto y se limitó a comentar: “la justicia encontrará a estos sujetos”, refiriéndose a los hackers.

Alrededor de las cuatro de la tarde de ayer, los servicios de Sony, Blizzard y Microsoft volvieron a trabajar sin problemas. Mientras tanto, el FBI ya inició una investigación de la amenaza al vuelo de American  Airlines, en donde viajaban 179 pasajeros y 6 miembros de la tripulación.

fuente Shacknews

temas