Monitorear la glucosa de pacientes con diabetes puede ser un poco incómodo porque es necesario obtener pequeñas muestras de sangre a través de pinchazos en los dedos. Y aunque Google ya está trabajando en una opción en forma de lentes de contacto, investigadores de la Universidad de Princeton también desarrollaron un método alternativo.

Se trata de un láser que produce luz infrarroja en el espectro medio y puede ser dirigido a la palma de la mano para conocer la cantidad de glucosa, gracias a la medición de las moléculas de azúcar en el cuerpo. Sus creadores señalan que el objetivo de este láser de cascada cuántica no es la sangre sino el líquido intersticial dérmico, que tiene una fuerte correlación con el azúcar en la sangre.

Aunque los primeros experimentos revelan una efectividad del 84%, la principal limitante de este sistema es que el infrarrojo medio es difícil de aprovechar con el láser estándar, pues requiere de alta potencia y estabilidad para penetrar la piel y dispersarse fuera de fluido corporal.

El siguiente paso es perfeccionar la exactitud del sistema y lograr convertirlo en un dispositivo portátil para la comodidad de los usuarios, aunque también contemplan desarrollar modificaciones que permitan medir otro tipo de parámetros médicos.

vía Gizmag

fuente Princeton University School of Engineering and Applied Science

temas