Un simple pero creativo proyecto casero de un padre de familia se ha convertido en el nuevo gran éxito del crowdfunding.

¿Qué es lo que convierte una idea en un proyecto exitoso? Sinceramente es complicado saberlo, sobre todo cuando uno se zambulle en los cientos de propuestas que se alojan en páginas como Kickstarter, en donde los emprendedores buscan conseguir el impulso financiero necesario para hacerse de recursos y poder comercializar una idea que parece destinada a la grandeza, sin embargo, los proyectos no siempre consiguen despegar. Aún así hay casos que no sólo llegan a su meta, sino que la superan con creces. Si bien es cierto que muchos de esos proyectos exitosos  son impulsados por celebridades, hay otros que tienen detrás a gente común y corriente, como el caso de Bunch O Balloons.

Josh Malone, la persona detrás de la idea, es un inventor aficionado de 41 años que tiene 8 hijos con quienes pasa todas las tardes cuando llegan de la escuela en Plano, Texas. Una tarde de un fin de semana de hace unos meses, mientras sus vástagos jugaban a lanzarse globos llenos de agua en el patio con los vecinos, Josh notó que justo cuando los niños se veían más divertidos, tenían que detener su juego para llenar de líquido nuevos globos. Su faceta inventiva hizo que él decidiera crear una forma de llenar muchos globos de agua en poco tiempo, diseñando una simple y práctica herramienta que se conecta a cualquier llave de agua permitiendo, en palabras del propio Josh, llenar hasta 100 globos por minuto gracias a unas mangueras que se pueden conectar a los globos.

globos2

La creación de Josh Malone se volvió una sensación en su localidad, debido a que sus hijos ganaban todas las guerras de globos de agua en su cuadra. Al ver que otros niños ansiaban tener ese “milagro” de la tecnología para librar sus propias batallas de verano, el inventor se dio cuenta del potencial comercial de su idea, que originalmente sólo estaba destinada para hacer un poco más felices a sus hijos.

Malone decidió utilizar Kickstarter para comercializar su idea, a la que llamó Bunch O Balloons, poniéndose una meta de 10,000 dólares para poder iniciar la producción masiva de su producto. El inventor grabó un sencillo video, tomó unas fotos en las que aparecen sus hijos usando su dispositivo y subió su proyecto sin mayores parafernalias. Para sorpresa suya, en unos cuantos días superó la meta inicial, además comenzó a llamar la atención de los medios locales y, con el paso de los días, de medios importantes de los Estados Unidos como Time, CNN o Wired.

Hasta el día de hoy y restando nueve días para que termine la campaña de fondeo, Malone ha recaudado más de 876 mil dólares, demostrando que a veces solo hace falta una buena idea, por más simple que sea, para dar forma a un proyecto redituable. Seguramente el éxito de su proyecto también le da argumentos a Malone durante las noches de insomnio, cuando en medio de los gritos que realiza sus activas crías, reflexiona si fue buena idea cuando decidió no hacerse la vasectomía después del nacimiento del primero de sus ocho hijos.

fuente Kickstarter

temas