Por ahora la aplicación está en fase de pruebas y sólo se puede descargar en algunos países.

Luego de que hace unos días Instagram revelara por accidente un nuevo servicio llamado Bolt, hoy la app fue lanzada para dispositivos iOS y Android, aunque sólo en Singapur, Sudáfrica y Nueva Zelanda. En pocas palabras, Bolt es una aplicación de mensajería, cuya principal característica es la de poder enviar una imagen o un video con un solo toque.

Para utilizarla, uno primero debe registrarse con su número telefónico (extrañamente no con una cuenta de Instagram o Facebook) y seleccionar los contactos que se quieran tener en la app. Ya con esta lista de favoritos, los avatares aparecerán en la pantalla principal de Bolt, donde la imagen se convierte en el disparador de la cámara y con un toque se puede tomar la foto (o video si se mantiene se mantiene presionado unos segundos) para enviarla casi de inmediato.

Así tal cual. La fotografía es enviada a un único destinatario, sin posibilidad de subir una imagen desde el teléfono, ni aplicar algún filtro o herramienta de edición. Luego de que la otra persona ve la foto y la descarta, ésta desaparece por completo ya que no se almacena en el dispositivo. Pasados 30 días el archivo se elimina de los servidores de Instagram.

Bolt-02

Eso sí, antes de mandar el mensaje es posible cancelarlo durante unos cuantos segundos al agitar el teléfono, acción que hará aparecer una opción para guardar la imagen. De momento las únicas opciones que  presenta la aplicación son las de tomar una selfie, encender el flash o insertar un texto sobre la foto.

A grandes rasgos Bolt no parece ofrecer cosas muy distintas a otras apps como Snapchat o la misma Slingshot de Facebook, salvo por elemento de velocidad al enviar el mensaje. ¿Será esto suficiente para llamar la atención de la gente? Yo digo que no, al menos no como se presenta en este momento. Aún así habrá que esperar al lanzamiento global para probarla y sacar conclusiones.

fuente TechCrunch

temas