Estas plantas sintéticas serían capaces de sobrevivir a la gravedad cero y los viajes espaciales.

Julian Melchiorri, un graduado del Royal College of Art de Reino Unido, creó un nuevo material a partir de una matriz hecha de proteína de seda en la que introdujo cloropastos de células vegetales. De esta forma, los tejidos son capaces de absorber agua y luz para convertir el dióxido de carbono en oxígeno.

En otras palabras, son hojas sintéticas hacen una parte de la labor de fotosíntesis, emulando a sus versiones naturales. Melchiorri señala que se necesita de una mínima cantidad de humedad y luz, por lo que incluso es posible crear pequeñas lámparas con estas hojas para generar oxígeno en un espacio reducido.

Hoja-artificial-02

Pero las ambiciones de Melchiorri van mucho más allá de simples lámparas, pues  al ser capaces de sobrevivir a la gravedad cero, estas plantas artificiales podrían acompañar a los astronautas en largos viajes espaciales y proveer oxígeno. Además, también sería posible utilizar el material en fachadas y sistemas de ventilación en grandes edificios, lo que permitiría crear filtros que produzca aire limpio para los habitantes.

Claro, falta tiempo y mucho trabajo para que podamos ver algo así en una casa o una nave espacial, sin embargo, se trata de la primera hoja biológica que es creada enteramente por el ingenio humano… y eso ya es decir bastante.

vía Gizmodo

fuente Dezeen

temas