Según un artículo, la compañía presiona a los trabajadores casi hasta el límite para aumentar su productividad.

El fin de semana pasado el New York Times publicó un controvertido reporte, donde se asegura que Amazon está realizando un “experimento” para ver qué tanto puede presionar a sus empleados, con tal de incrementar la productividad de la empresa. Para el artículo se entrevistaron a unos 100 trabajadores y ex trabajadores de la compañía, quienes describen condiciones de abuso y maltrato.

Según los testimonios que recoge el periódico, los empleados son sometidos a condiciones de mucho estrés. Por ejemplo, se dice de que la compañía espera que los trabajadores respondan los e-mails inmediatamente, incluso si es a media noche. También se mencionan casos mucho más graves, como el de una mujer que se acababa de recuperar de cáncer de mamá, a quien se le advirtió que podía perder su trabajo debido a su bajo desempeño.

“Casi a todas las personas con las que trabajé las vi llorar en su escritorio”, dice uno de los trabajadores que fue entrevistado.

Por supuesto que la respuesta de Amazon no se hizo esperar, y fue el propio Jeff Bezos el responsable de enviar un comunicado a todos los empleados. El CEO señaló que la publicación del diario describe un “lugar de trabajo desalmado y distópico, donde no hay diversión ni risas”, algo que él desconoce como su empresa:

“El artículo del New York Times tiene anécdotas que describen prácticas administrativas sorprendentemente insensibles, incluyendo personas que están siendo tratadas sin empatía, mientras que soportar tragedias familiares y graves problemas de salud. El artículo no describe el Amazon que conozco ni a los trabajadores con los que trabajo a diario.”

Además, Bezos también alentó a los empleados a reportar cualquier caso que se parezca a lo que se cuenta en el New York Times: “nuestra tolerancia para cualquier falta de empatía tiene que ser cero”. Pero el empresario también insistió en que eso no es lo que pasa en Amazon, pues según él ninguna compañía podría sobrevivir en un mercado tan competitivo como el de ahora, si mantuviera las condiciones que se describen en el periódico.

Seguramente esto no será lo último que escucharemos sobre la historia del New York Times y Amazon.

fuente The New York Times

temas