La compañía de Jeff Bezos busca utilizar un esquema de servicio similar al de Uber.

Amazon anunció un nuevo sistema de entrega que se apoyará en automovilistas particulares para repartir diferentes productos a sus respectivos compradores. El servicio, conocido como Amazon Flex, utiliza un esquema muy similar a Uber, contratando a conductores independientes a los que se les pagará entre 18 y 25 dólares la hora. Su lema es “sé tu propio jefe. Haz las entregas cuando quieres, durante el tiempo que quieras”.

Para formar parte de Amazon Flex, se debe poseer un vehículo, no tener antecedentes penales y poseer un teléfono con Android. Se puede elegir entre turnos de dos, cuatro y hasta ocho horas.

Por el momento sólo pueden inscribirse para formar parte del servicio conductores que vivan en Seattle, pero la compañía asegura que dentro de poco expandirá Amazon Flex a Nueva York, Baltimore, Miami, Dallas, Austin, Chicago, Indianapolis, Atlanta y Portland.

Amazon Flex, de inicio, busca atender a los clientes que pagan un cargo extra por recibir sus paquetes de manera expedita. Pero, de acuerdo con la carga de entregas, Amazon indica que podría utilizar a los conductores que se inscriban en el programa para otro tipo de encargos.

fuente Amazon

temas