La compañía tecnológica busca posicionarse en el mercado chino.

Ya no es un secreto para nadie que China es uno de los mercados más importantes del mundo para casi cualquier tipo de negocio. A pesar de ser uno de los países con mayores regulaciones gubernamentales, en el mundo empresarial tener éxito en China equivale a sacarse la lotería (si no, pregúntenle a Apple).

Por ello, IBM lleva años intentando lograr la aprobación del gobierno chino para poder comercializar sus dispositivos, chips, y su negocio empresarial de soporte en la nube dentro del gigante asiático. Y finalmente, hoy lo logró.

Para conseguir el visto bueno del gobierno chino, IBM aceptó que representantes del Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información tengan acceso al código fuente de todos sus equipos, poniendo como única condición que los dispositivos que se revisen no puedan salir de las instalaciones de la compañía, para evitar que puedan ser pirateados.

Los detalles del acuerdo siguen siendo secretos, pero gracias a él IBM obtendrá un certificado que la convertirá en la primera compañía norteamericana que acepta las nuevas medidas regulatorias chinas.

fuente The Wall Street Journal

temas