Al parecer el gobierno estadounidense no está preparado para los trenes de Elon Musk.

No todo juega a favor del lado de la cancha del gobierno estadounidense. De acuerdo al actual secretario de Transporte de Estados Unidos, Anthony Foxx, si hubiera tenido más tiempo en el cargo, lo hubiera utilizado para trabajar en más proyectos ferroviarios alrededor de todo el país. Pero como no fue así, permitir operar a Hyperloop, el sistema de transporte de tubos y vagones pensado por  Elon Musk, estaría fuera de los reglamentos ferroviarios actuales.

Sin embargo, el secretario acepta que la tecnología y la ciencia detrás del proyecto es muy sólida, pero al mismo tiempo representa un ejemplo de cómo la tecnología puede estar lista antes de que el gobierno esté preparada para aceptarla. Como señaló Foxx para el podcast de Recode, a diferencia de los coches autónomos que son más parecidos a un auto tradicional y por lo tanto se han podido emitir directrices federales para su uso, Hyperloop requeriría otro tipo de acciones por parte del Congreso, como empezar a emitir una serie de reglas únicamente para la marca.

A pesar de todo Foxx se muestra optimista, pero no deja de recalcar que la generación de ideas y capital intelectual es muy diferente a su aplicación en el mundo real, porque cuando una marca es la primera en innovar tecnológicamente se necesitan crear estatutos nuevos que velen por la seguridad de los ciudadanos. Sin embargo, el secretario de transporte no deja de pensar en que, de concretarse en algún momento el proyecto, él lo utilizaría: “No iré a la Luna, pero ir en Hyperloop sí podría hacerlo”.

fuente Recode

temas