Una de las grandes novedades del Galaxy S5 es el lector de huella digital que integra en su botón de inicio, una tecnología que promete garantizar la seguridad del dispositivo.

Es por ello que el grupo Security Research Labs decidió probar los límites del sistema creado por Samsung, hasta vulnerar la seguridad del sensor. ¿Cómo lo hicieron? Con un método muy similar al que hace tiempo  utilizaron unos hackers alemanes para burlar la seguridad del iPhone 5S.

Basta con obtener una imagen de la huella digital en cuestión, para luego reproducirla en una lámina de silicón o algún material similar. Ya con esta “copia” del registro dactilar, cualquiera puede acceder al teléfono con solo pasar su dedo por encima del lector.

Sin embargo, en el caso del Galaxy S5 el riesgo es todavía peor que el del teléfono de Apple, ya que una de las funciones del smartphone de Samsung  es enlazar su sistema de autenticación con una cuenta de PayPal. Quizás por ahora sea mejor abstenerse de utilizar esta función, al menos hasta que se arregle la vulnerabilidad.

Aquí les dejamos el video en el que se demuestra la forma en que se consigue romper la seguridad del teléfono estrella de Samsung:

temas