De acuerdo con una filtración de información, la terminal vendrá en dos versiones.

Bloomberg informa hoy que, de acuerdo con filtraciones, el próximo buque insignia de Samsung será más espectacular de lo que se creía. De entrada el Galaxy S6 vendrá en dos diferentes versiones, una de ellas con una interesante pantalla curvada que cubre las dos laterales del dispositivo, la otra con una pantalla común. Los dos modelos contarán con “estructuras totalmente metálicas”, conservarán las 5.1 pulgadas de tamaño de su pantalla e incluirán un nuevo y potente procesador Exynos.

Esta no es la primera ocasión que Samsung cuenta con un teléfono de pantalla curvada, debido a que el Galaxy Note Edge ya lo hace, aunque la pantalla sólo se extiende en una de las laterales.

Probablemente la inclusión de la pantalla que cubre sus laterales forma parte de su nueva estrategia de inversión centrada en las pantallas OLED, en la cual están invirtiendo 3,600 millones de dólares actualmente.

Los dispositivos, cuyo nombre interno es Project Zero, serán presentados en el Mobile World Congress de Barcelona el 1 de marzo.

fuente Bloomberg

temas