Dong Nguyen es un hombre de palabra. Luego de anunciar en su cuenta de Twitter que retiraría Flappy Bird de las tiendas de aplicaciones, hoy el juego ha desaparecido.

Tanto en la App Store como en Google Play, ahora resulta imposible encontrar el juego. Y es que al parecer, Nguyen estaba abrumado por la popularidad de su creación y las críticas de la prensa, por lo que decidió ponerle fin a su polémico título, aún cuando le reportaba ingresos por publicidad de 50 mil dólares.

Si eres de los que descargó Flappy Bird a tiempo entonces no te preocupes, todavía puedes jugar el “peor juego de la historia”. Sin embargo, aquellos que apenas se enteran de la noticia, ya no podrán encontrar la aplicación en las tiendas oficiales.

Aunque muchos recordarán a este juego como una simple anécdota, lo cierto es que lo hecho por Nguyen marca un precedente en la industria que deja claro una cosa: no existe una fórmula mágica de éxito en los videojuegos.

vía Polygon

temas