Último capítulo de Game of Thrones: Al final, la rueda no se rompió

El gran final de Game of Thrones nos dejó una amarga lección y una hermosa secuencia para cerrar esta gran serie.
(HBO)

No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague. Y para Game of Thrones ese momento llegó este domingo. Un final, que sin duda dejará satisfechos a muy pocos, pero que parece el cierre ideal a una serie que nos tuvo pegados al televisor por casi 10 años. Asistimos a la función especial de Cinemex para presenciar el desenlace de esta aventura y no perder ningún detalle. Sí, incluso las botellas de agua.

El final de la épica serie arrancó con un opening ligeramente diferente, en el que vimos los resultados de todo lo acontecido durante la serie y como impactaron sobre el tablero.

Bueno, aunque ya sabíamos que King’s Landing quedó reducido a escombros, nunca es fácil ver el resultado de la masacre cometida por Daenerys y su ejército. Tyrion ejemplifica el horror mientras camina entre las cenizas de la ciudad. Jon y Davos van detrás de él y notamos su clara decepción, su notoria tristeza por lo acontecido. La Mano de la Reina decide ir a verla… Solo. Jon le ofrece hombres, pero Lannister se niega.

En las calles destruidas hay tensión. Grey Worm no se ha tranquilizado y quiere matar a todos los prisioneros en nombre de la reina verdadera, Daenerys Targaryen. Jon quiere evitarlo y la tensión entre ambos aumenta varios niveles cuando las armas de los hombres de Grey Worm apuntan contra Jon. Esto se va salir de control.

Antes de ver a Dany, Tyrion va en busca de sus hermanos. La mano dorada de Jaime es la que le indica dónde están sus cadáveres. Mientras los desentierra, Tyrion llora y nuestro corazón se oprime por él. Después, y a pesar de todo, era un hombre que genuinamente quería a su familia. Podemos declarar oficialmente muertos a los gemelos incestuosos y a su hermano menor como el único Lannister vivo… por ahora. Lástima que Cersei murió así. Francamente merecía algo peor.

Vemos a Arya, ya más limpiecita, caminar entre los dothraki. Parece que va en busca Snow. Mientras tanto, Jon se dirige hacia donde está la reina, al igual que Drogon, quien lleva a Dany en volandas. Dany le dice a los dothraki que cumplieron de maravilla su promesa. “Me han dado los Siete Reinos”, afirma. A Grey Worm lo nombre Maestro de Guerra de la Reina… Um, creo que Dany no quiere paz para este final de Game of Thrones.

Y no, no quiere paz. Les dice a los Inmaculados que la guerra no ha terminado. Les informa que serán los liberadores de la gente de todo el mundo… incluyendo a Winterfell. Oh, Dany quiere guerra para romper la rueda. Arya, que está cerca, la ve con una mirada asesina. Mientras, Daenerys luce henchida de emoción por la respuesta de su ejército a su discurso. Pero Jon y Tyrion lucen espantados.


(HBO)

Tyrion camina hacia Dany, y desde ya sabemos que es mala idea. Y sí, Dany lo acusa de liberar a Jaime. Tyrion replica que masacró a la ciudad. Se quita la distinción de Mano de la Reina. Ella lo manda encerrar. Jon sólo mira todo -cómo ha pasado esta temporada final de Game of Thrones– compungido. Arya se aparece junto a Jon. Le dice que fue a matar a Cersei pero que Dany se le adelantó. Le aconseja a quien creyó su hermano que se cuide de su reina, porque nunca olvidará quién es él.

Snow va a ver a Tyrion, quien le pide vino. Entonces, Lannister llama a Varys su mejor y se lamenta haberlo traicionado por una reina que no lo valía. Le pregunta a Jon que hay después de la muerte. Asegura que, a diferencia de los inocentes de King’s Landing, él elige su destino. También le hace ver a Jon que Dany no se va a detener en su cruzada libertaria. Por ridículo que parezca, Jon aún trata de justificarla. Su amor o lealtad o estupidez lo tienen cegado a la realidad. Pero Tyrion le hace ver que él actuaría diferente. Le quiere hacer ver que él es una mejor opción para el Trono de Hierro.

El amor es la muerte del deber“, cita Jon a Aemon. Tyrion le dice que el deber debe matar al amor y se tiene que hacer lo correcto sin importar el costo. Como Jon sigue resistiéndose a traicionar a Dany, usa la carta de la familia: ¿Sansa y Arya se arrodillarán? ¿Llamarán reina a Dany? ¿Dejará que las maten? Diablos, Jon, en verdad no sabes nada. Ocho temporadas de Game of Thrones y nunca supiste nada.

Por cierto, el bendito Trono de Hierro sobrevivió al fuego y Daenerys tiene un momento bastante genial con él, en verdad. Después de todo, su cruzada en Game of Thrones era para poner su traserito en ese incómodo asiento. Su gesto de incredulidad deja ver la satisfacción de haber triunfado. ¿Se acuerdan de la temporada 2? ¿Sus visiones? La escena nos recuerda a lo que vio en aquel momento.

Pero su momento es interrumpido por Jon, que le reclama lo que hizo. Dany culpa a Cersei por la masacre. Jon trata de que perdone a Tyrion. Trata de convencerla de que pare con la violencia. No hay lugar para la misericordia en lo que construye el mundo que desea. Jon está afectado y ambos discuten sobre lo que es bueno. Como buena megalómana, Dany le dice que ella es la que sabe lo que es bueno. Le pide que se queden juntos. Jon le reitera que será su reina siempre… y la apuñala. Así es, apenas han pasado 40 minutos y Jon mata a Daenerys. Ok, parece que ya sabes algo Jon Snown, pero…


(HBO)

Drogon se aparece para llorar por su madre muerta. Jon se encara con el dragón, que aúlla por el dolor de perder a la mujer que le dio la vida. Lanza fuego justo sobre el Trono de Hierro, como si supiera que por ese maldito asiento, Daenerys perdió la vida. Drogon toma con delicadeza el cuerpo de Dany y se va lejos con ella. Triste momento. Y excelente ejecución. No puedo dejar de sentir pena por Daenerys, quien vivió y murió siendo traicionada.

¿Y ahora?

Pues pasaron dos semanas. Grey Worm lleva Tyrion ante una especie de concilio (no de Elrond *ba dum tss*) en el que parece se decidirá su futuro y el de Jon, quien también es prisionero. Sansa y Arya quieren que liberen a Jon y Yara Greyjoy quiere que lo maten. Davos es la voz de la razón y les pide a todos que se calmen.

Tyrion, a pesar de que Grey Worm le exige que se calle, sugiere que sean ellos quienes elijan a su rey o reina. Edmure Tully se propone, Sansa lo manda sentar y callar. Le hace un favor, porque estaba quedando en ridículo. Sam propone que sea la gente que elija a su rey… y se ríen de sus ideas. Entonces, Tyrion propone a… Bran Stark, porque, ya saben, a la gente la une las historias y, ¿quién se sabe la historia al dedillo? ¿Quién es la memoria de Westeros? Ding, ding, ding: Bran. Como se puede reproducir, no habrá heredero, por lo tanto, se crearía un parlamento para elegir al sucesor.

Cuando le preguntan a Bran, él contesta: “¿Por qué crees que vine hasta aquí?” Así que, en una decisión extraña, Bran es aceptado por todos como el nuevo rey. Bran acepta la idea de Sansa de que el Norte sea un reino independiente. ¡Qué viva Bran El Roto! ¡El Three Eyed Raven es el nuevo rey! Yipi. Además, elige a Tyrion como su nueva Mano.


(HBO)

Jon es enviado a la nueva Guardia Nocturna para pagar su pena de cadena perpetua. No, pues que cambiado el mundo. Cuando la nueva Mano del Rey va a informarle, Jon pregunta si fue correcto matar a Dany. Tyrion le dice que pregunte de nuevo en 10 años. Los Inmaculados se van a Naarth.

Jon se despide de su familia. Sansa le pide perdón a Jon y él le dice que gracias a ella el Norte es libre. Se dan un abrazo fraternal. Arya aprovecha para informarles que se va a explorar el mundo, que irá más allá de los mapas. Arya, eres la más badass ever. Jamás te olvidaré. Rifaste hasta el final.

Bran le dice a Jon que no tiene que disculparse por no haber estado para él, porque estaba donde se le necesitaba. Así, Jon parte para no volver jamás al Sur.

Por cierto, Brienne, ahora sir Brienne Tarly, decide añadir algo a la biografía de Jaime. Busca hacerle honor a su memoria y su recuerdo. Después de todo, la historia también tiene que ser escrita.


(HBO)

Tyrion se junta con el nuevo concilio. Sam, el Gran Maestre, le presenta el libro que hace recuento de las guerras, A Song of Ice and Fire -guiño a los libros-, y mientras Tyrion reclama su falta de protagonismo, Bran entra y dice que falta gente para terminar de formar el concilio, integrado por Tyrion, Bronn, Sam, Davos y Brienne. Poddrick se encarga de llevar a Bran adonde sea necesario. Por cierto, para querer romper la rueda, todo se quedó igual. Lo siento, Dany. Fracasaste y tus consejeros hicieron lo propio.

Jon llega al Norte y se encuentra con Tormund mientras ingresa a la Guardia Nocturna. Entonces, vemos un montaje en el que se nos muestra lo que pasó con los Stark, o lo que queda de ellos. Sansa, Jon y Arya se ponen su armaduras para encarar lo que les depara el destino. Jon para ser el líder de la gente en la Guardia Nocturna, Sansa para ser la reina del Norte y Arya para ir más allá de los mapas.


(HBO)

Jon le dio el amor que Ghost merece, compensando un poco la helada despedida del episodio cuatro. Sansa recibe la corona como reina y Arya se embarca a la aventura con el escudo de su familia por todo lo alto.

Con Tormund y la gente libre, Jon va más allá de la Pared. La última toma es del último Targaryen perdiéndose en el bosque. Y así, queridos amigos y amigas, terminó Game of Thrones.

Recuento de los daños:

Edd, Lyanna, Beric, Jorah, Theon, Melisandre, Rhaegal, Missandei, Varys, Qyburn, Sandor y Gregor Clegane, Cersei y Jaime Lannister, Daenerys Targaryen son la lista de bajas.

Reflexiones finales:

La octava temporada seguirá dando de qué hablar, aún cuando Game of Thrones terminó. Siempre supuse que el final no iba a satisfacer, porque, como nos suele pasar a lo seguidores de algo, rara vez lo que pasa supera a lo que nuestra mente imagina. Estoy de acuerdo que esta temporada tuvo claros problemas de escritura, sobre todo con la inconsistencia de algunos personajes, como Varys y Tyrion, quienes parecieron perder un poco de su brillantez. También Jon fue demasiado pasivo y hubo momentos en el que el desarrollo fue tan raudo y veloz, que costaba trabajo saborear y apreciar la historia.


(HBO)

Sin embargo, me parece que el último episodio dio el cierre que tenía que dar a esta historia. Daenerys quería romper la rueda, hacer un mundo nuevo, pero fracasó. Westeros siguió siendo lo mismo que era antes de su llegada. Los cambios, si se dan, tendrán que esperar otra generación-por lo menos- para que surtan efecto.

Es un sabor amargo en ese sentido. No importaron las vidas sacrificadas, seguirá un rey dominando en el Sur y una reina en el Norte. La gente no tiene poder de decisión y la nobleza es la que sigue dictando el destino del pueblo. No, la rueda no se rompió, se mantuvo exactamente igual. Y tal vez sea esa la gran lección de Game of Thrones, que nada cambia si no hay la suficiente disposición o la voluntad de hacer sacrificios para que así sea.


(HBO)

¿El final de los libros será igual al de la serie? ¿O tendremos un caso similar al de Full Metal Alchemist? Tendremos que esperar a que G. R. R. Martin se digne a terminar A Song of Ice and Fire.

Concluyo añadiendo que, a pesar de todo, fue un gran viaje estar viendo Game of Thrones y que disfruté mucho hacer estos resúmenes y estas reseñas de la última temporada. Fue genial compartirlo con ustedes.