Estos son algunos datos curiosos sobre los pulpos y sus sorprendentes tentáculos

Los pulpos son una especie extraordinaria.
Seres de otro mundo | Foto: Pexel

En nuestro planeta Tierra existen seres vivos maravillosos que son totalmente distinto a nosotros y que para los científicos e investigadores siguen siendo todo un enigma. Si de animales extraordinarios hablamos, definitivamente en la lista resaltará el pulpo.

¿Los pulpos piensan con los tentáculos?

Este pequeño espécimen familiar de los cefalópodos, calamares y sepias tiene una manera muy diferente de distribuir sus células cerebrales a diferencia de muchos mamíferos, para empezar se calcula que tienen de 100 hasta 500 millones de ellas y según la especie.

Más de la mitad de estas células se encuentran dentro de sus ocho tentáculos, si lo ponemos en comparativa con un ser humano, nuestra especie tiene aproximadamente 85 millones de neuronas (la mayoría dentro del cráneo).

Cada uno de los tentáculos del pulpo tiene unos 40 millones de receptores, generalmente a lo largo de los bordes de sus ventosas, que utilizan para palpar y para detectar sustancias químicas como si se tratara del gusto y el olfato de los humanos.

La piel del pulpo también está repleta de cromatóforos, células que contienen pigmentos, que el pulpo puede controlar para cambiar su aspecto.

Tentáculos con vida propia

Cada tentáculo de pulpo pretende tener su propia mente con sus propias intenciones. Si le llagan a amputar un tentáculo en un laboratorio (los calamares pueden volver a crecer las extremidades perdidas) seguirá reaccionando  durante una hora.

También  pueden usar sus ventosas para sujetar sus objetos favoritos o rechazar los que le parezcan desagradables; y a pesar de los ocho tentáculos que funcionan de forma independiente, el pulpo logra evitar que se enreden. Esto despertó el interés de Nir Nesher, un neurobiólogo de la Universidad Hebrea, cuyo equipo descubrió que los retoños rechazan automáticamente los tentáculos del pulpo. Esto evitará que se enrede.

Otro de los datos curiosos es que demuestra un tipo básico de autoconciencia: comer tentáculos de pulpo es aceptable a menos que sean tuyos. Nesher descubrió además que, aunque los tentáculos actúan de forma independiente, el pulpo puede anular los reflejos más simples de sus extremidades si es necesario.

¿Sabias estos pequeños datos curiosos?

ANUNCIO