La fotografía fue tomada a casi 5,000 metros de altura.

La maravillosa imagen de esta nota no hubiera sido posible sin un drone propiedad del fotógrafo polaco David Kaszlikowski, quien tras buscar un proyecto personal que llenara los tiempos ociosos entre las largas semanas de grabación del documental K2 Touching the Sky, decidió mandar su DJI Phantom a una misión de reconocimiento a Concordia, Pakistán, una zona cercana al K2 (el segundo pico más alto del mundo) en donde los glaciares de Baltoro y Godwing-Austen convergen.

Gracias a su drone fue que Kaszlikowski descubrió que una zona donde un glaciar en proceso de derretimiento estaba creando un pequeño lago cercado por hielo. La imagen se logro viajando de noche hasta el punto encontrado y –con la ayuda de un tripié– fotografiando el glaciar con una exposición de 30 segundos que fueron iluminados por Kaszlikowski con una lámpara LED. Como dijo el fotógrafo, al estar en constante liquefacción, este paisaje es único y probablemente nadie más volverá a fotografiar de la misma manera.

Aquí pueden ver otra de las espectaculares imágenes que tomaron con ayuda del drone:

Kaszlikowski2

vía My Modern Met

fuente Wired

temas