Entrevista: Así es como el mexicano escucha música durante la pandemia

Los mexicanos quieren más audífonos con cancelación de ruido y bajos extra profundos: entrevista con representantes de Sony.
Sony WH-1000XM4

La mañana del 1 de diciembre, tuvimos oportunidad de charlar con Yuma Maekawa, gerente de la categoría de Audífonos en Sony Mexico, y David Álvarez, coordinador de Audio en Training y Brand Activation en Sony México.

A lo largo de los últimos meses, millones en todo el planeta nos hemos tenido que recluir en nuestras casas para evitar aumentar el número de contagios por SARS Cov-2, que provoca la enfermedad del COVID-19, y durante todo ese tiempo, nuestras actividades han cambiado de manera drástica.

El hogar ya no solo es un santuario para descansar luego del trabajo, sino que ahora es oficina, gimnasio, sala de juego y en algunos casos, incluso escuela y taller.

Por ello, el mexicano ha optado por adquirir nuevos productos de audio que lo entretengan o lo ayuden a llevar a cabo sus labores profesionales.

Yuma Maekawa nos explica que el consumidor mexicano es especial y que a diferencia del japonés, prefiere productos con bajos profundos debido al tipo muy particular de música que prefiere, que suele ser más estridente, por ejemplo.

Maekawa también añade que desde que comenzó la pandemia, el mexicano promedio, por lo regular desconfiado de las compras en línea, comenzó a comprar más por internet, en especial productos relacionados a la música y el audio.

El gerente de la categoría de Audífonos de Sony, explica que poco a poco, hemos ido comprando audífonos de gamas cada vez más altas, como aquellos con Cancelación Activa de Ruido (ANC, por sus siglas en inglés), debido a que esta característica facilita concentrarse mejor cuando se trabaja o estudia cerca de otros habitantes de la misma casa.

De unos meses para acá, los mexicanos hemos comenzado a preferir audífonos con ANC, bajos más profundos y calidad de sonido superior, cosa que no sucedía antes, cuando la mayoría solo buscaba dispositivos que amenizaran el camino a la oficina o la casa, sin preocuparse por otra cosa.

Por otro lado, David Álvarez, coordinador de Audio en Training y Brand Activation en Sony México, indicó que si bien hay usuarios que han preferido los audífonos como un medio más personal para escuchar música o ver películas, existe otro sector que prefiere bocinas para exteriores o interiores, en especial aquellas portátiles, como las de la línea CRS XB.

Estas bocinas (XB23, XB33 y XB43), al contar con resistencia IP67 al polvo y al agua, así como a los golpes, suelen contar con una autonomía que va de las 12 a las 24 horas, características que el mexicano suele buscar en distintas situaciones.

 

Álvarez explicó que Sony tiene varias opciones para satisfacer a cada tipo de usuario, desde el que busca los audífonos más sencillos para pasar el rato en casa, hasta el que quiere una bocina con 24 horas de autonomía, que pueda acompañarlo durante una excursión al bosque o a la playa.

Ya casi al final de la entrevista, no pudimos resistir la tentación de preguntarle tanto a Álvarez como a Maekawa, el por qué de lo complicado de los nombres de los productos de audio de Sony, que suelen provocar un verdadero quebradero de cabeza entre muchos de los consumidores de nuestro país.

En realidad y por complejo que parezca, Sony lleva años cambiando la denominación de sus productos para “facilitar su identificación”.

Las clasificaciones principales de audífonos Sony son:

  • WH: Wireless Headband
  • WI: Wireless In Ear
  • WF: True Wireless

Luego de eso, viene de la gama de producto, como 1000X o 700, por ejemplo. Entre más grande sea el número, más “premium es el producto”.

Posteriormente se agrega otro número, que es referencia a la generación a la que pertenece. “M3” significa “tercera generación”, por ejemplo.

Si llegas a ver un “XB” en algún producto Sony, significa que tiene “Extra Bass” o “bajos especialmente pronunciados” y si ves una “Z”, es porque la bocina o audífono pertenece a una línea especial.

Incluso dentro del mismo nombre puede venir otra letra que no representa otra cosa más que el color del producto, como “B” de negro.

Por otro lado, “N” significa “Noise Canceling” y “SP” es un acrónimo dado a los productos “Sport”.