El inventor protagonizó un capítulo de la serie de la familia amarilla, pero aparentemente la broma final con la que lo despidieron no le gustó del todo.

Como ya se sabía desde hace semanas, Elon Musk apareció en un capítulo de la nueva temporada de Los Simpson, el cual se emitió en Estados Unidos con dos semanas de retraso la noche de ayer.

En el episodio The Musk Who Fell To Earth, el fundador de Tesla Motors y SpaceX llega a Springfield, donde se hace rápidamente amigo de Homero, quien le da ideas para sus inventos, revolucionando la manera en que trabaja la planta nuclear de la ciudad. En el proceso, todos los empleados se quedan sin trabajo ya que la planta se vuelve completamente autónoma.

Al final del capítulo, Musk parte de la ciudad a bordo de su cápsula espacial Dragon, lo cual lleva a Lisa a decir: “es un hombre al que le gustan los coches eléctricos, pero quema una gran cantidad de combustible en sus cohetes”.

Aparentemente Musk tomó esta broma como una afrenta personal en contra de la tecnología de SpaceX, por lo que, como acostumbra, usó su cuenta en Twitter como una tribuna para responderle a Lisa: “Si después de ver Los Simpson te preguntas por qué SpaceX no está construyendo cohetes eléctricos, es porque eso es imposible”

En otro tuit Musk continúa con su explicación: “La razón es la tercer ley de Newton. En el vació, no hay nada que permita empujar un objeto. Sería necesaria una reacción de masa expulsada.”

Musk sostiene que la única forma de poder viajar al espacio es a través de los cohetes convencionales, desechando actuales procesos que se encuentran en desarrollo, como los ascensores espaciales, los motores de propulsión iónica y los cañones de riel, los cuales le parecen solo teoría, poco viables, o peligrosos.

fuente Elon Musk (Twitter)

temas