En un movimiento inesperado, Google anunció que nombraría a la siguiente versión de Android, la 4.4, igual que la célebre barra de chocolate KitKat. El anuncio se produjo luego que la compañía hiciera directamente un trato con Nestlé, la encargada de distribuir KitKat al mundo entero.

Se rumoraba que esta versión del sistema operativo se llamaría Key Lime Pie, pero hoy el director de Android, John Lagerling, develó el nombre real. Según sus palabras, la intención era hacer algo “divertido e inesperado”. Vaya que lo lograron.

Aunque el trato parece que traerá múltiples beneficios a ambas compañías, existe un riesgo que se debe tomar en cuenta. Simon Myers, socio de la consultora Prophet declaró:

“Si tu marca está enganchada con otra, inevitablemente te asociarás a la otra marca, en la salud y la enfermedad”

Myers se refiere al riesgo potencial que corre Google al asociarse con Nestlé. Esta última compañía ha sufrido numerosas críticas y reveses. Por ejemplo, recibió severas críticas por la forma en la que promovía la leche para bebé en los países del tercer mundo. Igualmente, hace poco recibió un duro golpe cuando tuvo que retirar del mercado estadounidense algunas bolsas de comida para perro que contenían salmonella.

KitKat Android

Por otra parte, Android continúa siendo el blanco preferido por los creadores de malware. Una suma de ataques intensos que quizá también podrían volverse en contra de la marca KitKat. En fin, la cercanía entre Google y Nestle podría contaminar a una con la suciedad de la otra.

Esta decisión sorprende, pero no es tan rara. Después de todo, hasta ahora todas las versiones de Android han tenido nombre de postre (como Cupcake, Froyo, Gingerbread, Jelly bean, etc.), así que el verdadero movimiento audaz está en asociarse con una multinacional como Nestlé. Ya veremos cómo le sale este movimiento a Google.

temas