Pocket Sprite tiene el tamaño de un llavero y toda la diversión de las consolas retro.

Versiones miniatura del Game Boy de Nintendo ha habido muchas, pero tan pulidas y funcionales como lo es Pocket Sprite, una versión de la consola del tamaño de un llavero, no la habíamos visto.

Sus dimensiones son de 55 mm de largo, 32 mm de ancho y 14 mm de alto. Funciona con un ESP32 de dos núcleos a 240 MHz, una memoria RAM de 520 KB y 128 MB de almacenamiento, más que suficiente para correr videojuegos de Game Boy, Game Boy Color, Sega Master System y Game Gear.

La Pocket Sprite tiene una pantalla OLED que ofrece imágenes a 60 cuadros por segundo, conectividad Bluetooth y Wi-Fi, una batería recargable y una pequeña bocina. Aunque puedes cargarle juegos de las consolas que ya mencionamos, su sistema funciona con código abierto, así que en teoría puedes cargarle lo que tú quieras.

Hasta hace poco el proyecto se encontraba en una plataforma de crowdfunding, pero ya superó su meta. Ahora puedes comprarlo en la página de Pocket Sprite en dos versiones: completamente armado (55 dólares) o en un kit de bricolaje que puedes ensamblar tú mismo (45 dólares).

fuente Pocket Sprite

temas