Su misión es desactivar drones kamikaze utilizados por los terroristas.

So pretexto de la seguridad, el espectáculo o para que tu comida llegue más rápido y caliente, el mundo se está llenando de drones. Eso puede ser muy bueno o muy malo, dependiendo si tienes mucha hambre y pediste una pizza o eres el encargado de cuidar las instalaciones secretas de un gobierno y tienes que cuidarte que nadie la descubra o le tome fotos desde el aire.

Pensando en la gente que debe derribar estas máquinas del aire, la compañía australiana-estadounidense, DroneShield, creó una pistola que promete desactivar drones a 2 kilómetros de distancia sin afectar otras aeronaves no tripuladas que se encuentren alrededor.

droneshield-2

La pistola, llamada DroneGun, pesa 6 kilos, utiliza interferencia de señal a través de las frecuencias de 2.4 y 5.8 GHz. El arma puede bloquear GPS y el equivalente ruso, GLONASS, y su fin es desactivar drones utilizados por los grupos terroristas, como ISIS, quienes presuntamente usan las aeronaves para dejar caer granadas de mano.

El dispositivo aún no está a la venta, pues aún no ha recibido la autorización de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos.

fuente Droneshield

temas