Al más puro estilo de James Bond.

El drone “SKEYE” Nano 2 de FPV quiere pasar desapercibido en los radares, pues su tamaño es apenas de 4 cm de largo, 2cm de alto, y menos de 28 gramos en el peso. Así que, en efecto, este aparatito es el drone con cámara más pequeño del mundo.

Pero seguro te estás preguntando qué pasa con la estabilidad. Al ser un dispositivo muy pequeño, ¿podría balancearse con el aire? No, el Nano 2 está diseñado con un sistema de control de vuelo de 6 ejes y una sensibilidad bastante notable para los giros del Drone, esto permite una precisión ideal al volar. Además. el Nano 2 lleva integrado una cámara en HD, la cual puede ser controlada vía WiFi. Así que, además de las misiones de espionaje, esta SKEYE puede regalarnos video selfies en tiempo real.

Este dispositivo trae un control muy semejante al de los videojuegos, por lo tanto, si estás familiarizado con las consolas podrás controlarlo con facilidad. También, al igual que casi cualquier marca de drones, podrás manejarlo desde tu smartphone. Cada vez son más los drones que quieren desplazar de forma audaz los bastones para selfie, y el Nano 2 va que despunta a ser uno de los favoritos. Lo puedes adquirir a través de la página de TRNDlabs unicamente por 129 dólares o si te apresuras a través de The Next Web por 99 dólares.

vía The Next Web

fuente TRNDlabs

temas