Aun así, todavía falta la resolución por el polémico caso de San Bernardino.

James Orenstein, juez federal de Brooklyn, Nueva York, denegó la petición del FBI de obligar a Apple a acceder y entregar la información contenida en un teléfono de un presunto narcotraficante.

De acuerdo con el juez, después de revisar los argumentos del FBI, concluyó que las fuerzas de seguridad no pueden ampararse en el estatuto conocido como All Writs Act para solicitar información confidencial de este tipo. El estatuto, decretado en 1789, indica que las cortes federales pueden emitir órdenes judiciales que obliguen a individuos o empresas a colaborar en una investigación, siempre y cuando sus actos estén amparados por la ley.

“Ninguno de los factores aquí expuestos justifica la imposición de una obligación para Apple que la lleve a actuar en contra de su propia voluntad”, concluye en su sentencia.

La All Writs Act es el mismo estatuto en el que se ha apoyado el FBI para exigirle a Apple la creación de un sistema operativo modificado que permita acceder a los datos almacenados en el iPhone de Syed Farook, uno de los autores de la matanza de San Bernardino, California.

Todo indica que la decisión del juez Orenstein ayudará a fortalecer los argumentos de Apple en el caso de San Bernardino.

fuente The New York Times

temas