El plomero bigotón podría regresar al mundo del cine por la puerta grande.

La maldición que abarca a la mayoría, sino es que a todas, las adaptaciones para el cine basadas en alguna franquicia del mundo de los videojuegos comenzó con la pésima Super Mario Bros de 1993. Desde entonces, todo intento por llevar la historia de un videojuego a la pantalla grande cae en lo aburrido o en lo ridículo.

Incluso, después del fracaso de la cinta, Nintendo paró todo intento por volver a llevar a alguna de sus franquicias a la pantalla grande. Sin embargo, desde hace años todos los estudios importantes han intentado tentar a la “Gran N”, con contratos jugosos, e incluso asegurando que serán fieles a las historias de sus juegos. De hecho, hace 3 años nos enteramos que incluso Sony, que compite con Nintendo en el mundo de los videojuegos, intentó convencer a la compañía para lanzar una trilogía de películas de Super Mario, que estaría dirigida por Genndy Tartakovsky, el creador de El Laboratorio de Dexter. Pero ese proyecto naufragó.

Ahora, gracias a una filtración difundida por The Wall Street Journal, sabemos que Nintendo está a nada de firmar un acuerdo con Universal Pictures, que le permitiría al estudio lanzar una película animada de Super Mario Bros. La película estaría a cargo de Illumination Entertainment, los responsables de la trilogía Despicable Me (Mi Villano favorito).

Para cerrar el trato, Universal ofreció involucrar a Nintendo en el proceso creativo de la cinta, además de otorgar un cargo como productor al mismísimo Shigeru Miyamoto, quien trabajaría codo con codo con Chris Meledandri, el fundador y CEO de Illumination Entertainment.

La relación entre Nintendo y Universal se ha estrechado en los últimos años. Incluso han colaborado en la creación de Super Nintendo World, los parques tematicos que han abierto en varias partes del mundo.

¿Finalmente tendremos una película buena basada en un videojuego?

fuente The Wall Street Journal

temas