Sylvester Stallone revela el significado de Rambo y Rocky

El actor realizó un largo repaso a su carrera en el Festival de Cannes.
(Warner Bros.)

Este fin de semana Sylvester Stallone se presentó en el festival de Cannes para presentar la última película de Rambo, que cerrará con broche de oro las aventuras del soldado estadounidense por antonomasia.

A pesar de que Cannes es sinónimo de cine “serio”, la conferencia de Stallone, un actor y director de cine comercial, fue una de las más celebradas durante el evento, además de ser la que más dio de que hablar en el festival. Lo más interesante que dijo Sylvester Stallone en la conferencia de prensa fue el significado oculto de sus dos personajes más importantes: Rocky y Rambo.

“Rambo representa la parte oscura del ser humano. Rocky es justo lo contrario. Es una persona normal que alcanza a ser extraordinaria pese a que todo juega en su contra. Él es el optimismo. Por el tiempo que se estrenó Rocky también lo hicieron Taxi Driver, Todos los hombres del presidente y Network. Está claro que mi película era lo opuesto a todas ellas”, reveló Sly.

Sobre la forma en que los políticos de derecha de Estados Unidos han usado a Rambo y Rocky como estandarte, Stallone marcó distancia:

“Yo soy casi un ateo político. [Rambo] nunca fue, de ninguna manera, una declaración política. Pero se convirtió en una … y yo no creo ser lo suficientemente inteligente para planearlo. Esa no es mi mayor fortaleza. No soy un animal político. Nunca lo he sido. Y no quiero serlo. Sólo soy un narrador. Pero, Dios mío, una vez Reagan dijo: ‘Vi Rambo, ¡y él es republicano!’. Pero, repito, Rambo nunca quiso ser una declaración política. Tampoco Rocky. Cuando el boxeador saca la bandera tras ganar un combate no hace nada que no haga cualquiera en su lugar en cualquier época y de cualquier país. Además, el Rambo original era un tipo acosado por el miedo, la soledad y con problemas mentales que nada tiene que ver con aquello en lo que luego se convertiría”.

También mencionó que, desde el principio, pensó que Rocky, la primera película de la saga, era una oda al fracaso:

‘Rocky era, desde el principio, sobre el papel, una clara película sobre el fracaso. Sin embargo, al público no le costó identificarse con él. Todo estaba pensado para que le fuera mal y, pese a que nadie quiso estrenarla al principio, al final… ya saben lo que pasó”.

Además, en su larga charla de más de dos horas, Stallone habló de su historia en el cine, sus proyectos y sus problemas para sobresalir en un ambiente sumamente competitivo y el secreto de su éxito:

“Resistir pertenece a la naturaleza del hombre. Hemos visto desaparecer civilizaciones enteras y aquí seguimos. Es un hecho que, como especie, no nos dejamos derrotar fácilmente. Además, el fracaso, al contrario que el éxito, te hace más inteligente. Pese a todo lo que parece, ahora mismo estoy sin trabajo”.

También recordó que sus profesores de actuación no le auguraban mucho éxito por su acento tan marcado, y no sólo ellos:

“Sabía que eso era muy malo cuando Arnold Schwarzenegger me dijo: ‘Tienes acento’. ¿Yo tengo acento?”

Además, recordó que le costó mucho trabajo sacar adelante Rocky, y como nadie se interesaba en su guión, tuvo que ser él mismo el protagonista:

“Los productores querían otro actor [para interpretar a Rocky] – Robert Redford, Jimmy Caan. Habrían elegido un canguro antes que a mi. Para Rambo ocurrió lo mismo. Nadie quería que yo fuera Rambo. Fui la undécima opción.” Mencionó que, después de tener un lugar en Hollywood aprendió cuál era su rango y sus papeles adecuados “Después de años, aprendí a no tratar de salir de mi zona de confort. Dustin Hoffman no podía ser Rambo, y yo no podía ser Tootsie. … Cada vez que salía de mi rango, ¡terminaba en algo como ¡Para o mi mamá dispara!”.

Finalmente, habló del secreto de su éxito:

“El truco está en volver a tus personajes a la vida, pero incorporando al guión tus 30 operaciones y que ya no eres ni la sombra de lo que fuiste. Cuando voy a ver a una vieja banda de música con mi mujer, ves que del grupo original sólo queda uno. Y el que queda es una ruina. Te dices: ¿Qué es esta mierda? Pero todas las entradas están vendidas”.

Rambo: Last Blood se estrenará el 20 de septiembre. Contará con las actuaciones de Stallone, Adriana Barraza, Paz Vega, Yvette Monreal, Sergio Peris-Mencheta, Oscar Jaenada y Joaquín Cosío.