Studio Ghibli era cruel y discriminatorio con sus empleados, según ex funcionario

Un ex funcionario del popular estudio de animación reveló que la compañía supuestamente violaba los derechos laborales de sus empleados.
(Foto: Studio Ghibli)

Tal parece que nada es miel sobre hojuelas. El ex jefe de la división internacional de Studio Ghibli, Steve Alpert, acaba de revelar que el famoso estudio de animación era cruel con sus empleados. Alpert trabajó para Ghibli entre 1996 y 2011 y se encargó de ampliar la audiencia global de las películas de Hayao Miyasaki… pero según narra el propio Alpert, durante su permanencia en Ghibli la compañía supuestamente violaba los derechos laborales de sus empleados.

Las revelaciones provienen del libro Sharing a House with the Never-Ending Man: 15 Years at Studio Ghibli, que Alpert publicará el próximo 16 de junio. Pero de acuerdo con Cartoon Brew, en su próximo relato el ex empleado de Ghibli revela que el personal del estudio en ocasiones trabajaba “una cantidad ilegal de horas” y que incluso en una ocasión los empleados trabajaron durante seis días consecutivos, sin poder cobrar horas extras ni poder tomar un descanso, con tal de que las películas de Miyasaki fueran terminadas a tiempo. Parece que se tomaban el trabajo demasiado en serio. Aunque Alpert también asegura que Ghibli recurría a prácticas de discriminación de género, al hacer que las únicas personas que podían hacer tareas como limpiar la oficina o servir el té y el café, eran únicamente las mujeres. De ser ciertas estas acusaciones, sería vergonzoso para el estudio.

Como encargado de la división internacional, Alpert fue quien consiguió el acuerdo de distribución con Disney para llevar Spirited Away (2001) y Princess Mononoke (1997) al público occidental. 

La memorias de Alpert saldrán a la venta el próximo 16 de junio.