Sicansíos: el terrible doblaje español de Game of Thrones que se volvió viral

Un error de doblaje en el último capítulo de Game of Thrones desató la locura en redes sociales.
(HBO)

Game of Thrones está a todo gas alrededor del mundo. El fin de semana pasado los fanáticos fuimos testigos de la batalla contra los Caminantes Blancos y, de este lado del charco, muchos nos enojamos por la oscuridad a nivel visual que presentó el episodio. Pero, en España, la historia fue distinta. Los televidentes estaban desconcertados por una palabra en la traducción al español peninsular de la serie: Sicansíos.

El error de traducción ocurre cuando Davos Seaworth grita en la batalla “She can’t see us” (Ella no puede vernos), refiriéndose al momento en que Daenerys está sobrevolando Winterfell con su dragón, pero las nubes no le permiten ver que en tierra necesitan su ayuda. Sin embargo, los encargados del doblaje convirtieron esta frase en “Sicansíos… prended las trincheras”. El público español pronto comenzó a hacer de las suyas en Twitter y se burlaron de lo sucedido.

Al poco tiempo, los usuarios también emprendieron una serie de quejas sobre las pésimas condiciones de trabajo que existen en al industria del doblaje.

La realidad del doblaje en España

No es pecado reírse de las pésimas traducciones que los españoles nos han regalado, pero también habría que entender cómo funcionan las condiciones laborales de quienes doblan al español los programas y películas en la madre patria.

Un video publicado por el El HuffPost decidió atender el llamado de las redes sociales y entrevistó a Eduardo Bosch y Pilar Martín, los actores que ponen voz a Jon Snow y Arya Stark en Game of Thrones, para descubrir que los actores muchas veces doblan a los personajes sin siquiera ver la imagen de lo que está pasando en pantalla debido a las medidas de seguridad que HBO ha dispuesto para la serie.

Por lo tanto, la los actores pensaron que Sicansíos era el nombre del soldado que tenía que prender las trincheras. Lo cierto es que, desde hace algunos años, los actores de doblaje se han quejado de sus condiciones laborales, pues no sólo se paga poco –de 400 a 500 euros por cuatro jornadas de trabajo doblando un protagónico. Y, al menos desde 2017 los sindicatos de la industria del entretenimiento exigen mejores condiciones laborales, lo que se ha convertido en un sinfín de reuniones para conseguir que su trabajo sea más digno.