Rumores cercanos a la cadena británica Channel 4 afirman que la enorme serie de ciencia ficción tecnológica Black Mirror podría tener un trato con Netflix para producir nuevos episodios.

Black Mirror ha ganado un estatuto de culto con sus apenas siete episodios. Desde el dilema entre el Primer Ministro británico y un cerdo, hasta el gran Jon Hamm de Mad Men bloqueando a gente de la vida como si todo fuera Twitter, esta serie británica nos ha entregado una buena dosis de historias intrigantes sobre nuestra relación con la tecnología. Y bueno, desde hace algunos meses, los derechos de la serie fueron adquiridos por Netflix, y ya se encuentran casi todos los episodios en línea (no han agregado, únicamente, el especial de Navidad).

Nadie esperó que, con este gesto, Netflix estuviera iniciando una relación más estrecha con Charlie Booker, el creador de la serie, y con la cadena inglesa que transmitió originalmente el programa, Channel 4. Sin embargo, según afirma una nota de Radio Times, hay fuertes rumores de que el gigante del streaming está cerrando un trato para trasladarse al Reino Unido y producir varios episodios nuevos de la grandiosa serie. Así, ésta sería la primera entrega del programa desde que nos dejaron completamente intrigados con el especial de navidad del 2014.

Ya que, desde su estreno en 2011, Black Mirror se ha caracterizado por ser una serie de antología que renueva su elenco –con todo lujo– para cada episodio, podríamos esperar que, de confirmarse el rumor, encontremos a grandes figuras de la pantalla grande y chica en la próxima temporada. Además, considerando las libertades creativas que da Netflix para sus producciones originales, no tenemos que temer, en nada, a la censura probable de otras cadenas televisivas americanas.

A pesar de que se sabe que Booker lleva ya tiempo escribiendo nuevas tramas, todavía no se confirma si el trato tuvo lugar, ni cuántos episodios se producirán, ni cuando se estrenarían. Lo que sí sabemos es que Netflix tiene un ojo peculiarmente agudo para elegir nuevas series originales (y si no vean las dispares pero excelentes Bloodline y Daredevil de este año) y que producir una nueva temporada de Black Mirror sería una enorme decisión comercial y artística. Esperemos nada más que escuchen nuestros rezos y que pronto podamos ver más de los peligros encerrados detrás de las negras pantallas que reflejan nuestros retorcidos sueños.

vía Movie Web

fuente Radio Times

temas