¿Qué tela debo usar para hacer mi propio cubrebocas?

¿Hay alguna tela que la OMS u otra organización recomiende para hacer tu propio cubrebocas?

Con la escasez de cubrebocas en muchas farmacias y hospitales del país, la gente ha optado por hacer sus propias mascarillas con los materiales que tienen a la mano. Y si bien esto no está mal de por sí, hay que tener en cuenta varias cosas al hacer nuestro propio cubrebocas, pues no cualquier tela sirve para protegerte del coronavirus y de otros contaminantes. Aunque no es necesario contar con materiales especializados y costosos, deberás verificar que cumplan con ciertas características.

También te recomendamos: ¿Sirve utilizar cubrebocas para prevenir el coronavirus?

Desafortunadamente la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha realizado las pruebas suficientes para determinar cuáles materiales son más efectivos para hacer un cubrebocas casero:

“El uso de mascarillas hechas de otros materiales (por ejemplo, algodón o tela) también conocidas como mascarillas no médicas, en un ambiente comunitario no ha sido bien evaluado. Actualmente no hay pruebas para recomendar su uso o no”, señala la OMS.

Eso no quita el hecho de que los expertos reconozcan la importancia del uso de mascarillas en medio de una pandemia. Y cuando se trata de cubrirse con lo que tengamos a la mano también hay que saber elegir.

Al escoger una tela para hacerte una mascarilla deberás tener en cuenta la densidad del material siguiendo la regla: mientras más densa, mejor. Es decir, mientras menos huecos queden entre los diferentes tejidos será un mejor material para hacer un cubrebocas. Una buena forma de comprobar esto es poniéndola a contraluz:

“Si la luz atraviesa las fibras con mucha facilidad, de modo que casi puedes verlas, no es una buena tela. Si el tejido es más denso y el material más grueso de tal manera que la luz no pasa con tanta facilidad, ese es el material que debes usar”, le comentó Scott Segal, presidente del Departamento de Anestesiología en el Centro Médico Bautista Wake Forest a The New York Times.

Si el material tiene menos huecos, menos probabilidad hay de que se atravesado por contaminantes como un virus. Muchos tipos de telas cubren este requisito, peor sobre todo las que son parecidas a la franela, así como las capas de funda de almohada de 600 kilos, los filtros de aire HEPA y hasta algunos filtros para aspiradora.

Por otro lado recuerda que el uso de cubrebocas solo es una medida de prevención que deberá complementarse con acciones como el lavado de manos constante, evitar saludar de mano y de beso y permanecer en casa en la medida de lo posible.

ANUNCIO