MGM prepara una película sobre el único samurai africano de la historia: Yasuke

Llegó a Japón siendo un esclavo y se convirtió en uno de los últimos samurái.

MGM está produciendo Yasuke, una película basada en la historia real del único samurai africano en la historia de Japón. Stuart C. Paul escribió el guión y Lloyd Braun y Andrew Mittman de Whalerock Industries están produciendo.

Yazuke era una esclavo portugués nativo de Mozambique que llegó como esclavo de misioneros jesuitas en el siglo XVI. Con esto se convirtió en el primer hombre negro en poner un pie en la isla.

La historia de la película se centrará en la compleja relación entre los dos hombres a medida que Yasuke se gana la amistad, el respeto de Oda Nobunaga, un implacable señor de la guerra que busca unir al país fracturado bajo su bandera, y en última instancia, el honor, las espadas y el título de samurai.

En la historia real, la historia de Yazuke ocurre durante la guerra civil de los clanes japoneses, que Oda Nobunaga trataba de unir. Las armas llevadas a Japón en el siglo XVI por los europeos terminó con la era de los samurái y reunificó Japón bajo el mando de tres señores: Oda Nobunaga comenzaría el proceso; su sucesor Toyotomi Hideyoshi completaría unificación y Tokugawa Ieyasu consolidaría que un traer una cifra sin precedentes de 250 años de paz.

La historia cuenta que cuando Yasuke fue llevado a la ciudad de Kyoto en 1581 por un monje jesuita se provocó una estampida de personas que querían verlo y muchos murieron en el tumulto. Nobunaga ordenó al jesuita traer a Yasuke a su corte para que pudiera verlo. Las Crónica de el Señor Nobunaga cuentan con una descripción del primer encuentro entre Yasuke y Nobunaga:

“El día 23 del segundo mes (23 de marzo 1581), un señor negro provino de los países cristianos. Parecía tener unos 26 o 27 años; todo su cuerpo era negro como el de un buey. El hombre estaba sano y de buen aspecto”. Cuenta la leyenda que al ver a Yasuke, Nobunaga ordenó que lo desnudaran hasta la cintura y lo lavaran creyendo que su piel estaba pintada. Nobunaga más tarde afirmaría que Yasuke tenía la fuerza de 10 hombres.

Yasuke se convirtió en un elemento importante en el séquito de Nobunaga (le dio casa, espada y el honor de portar su Lanza). Su tamaño y fuerza actuaban como elemento disuasorio para evitar posibles altercados, por no hablar del exotismo que acompañaría a sus otras posesiones occidentales. Parece ser que la lealtad entre ambos llegó a ser tan grande que se escucharon rumores de que el “esclavo” sería convertido en Daimyo (señor terrateniente japonés). Estos rumores no cuajaron, aunque lo que sí es cierto es que Yasuke tuvo el honor de ser nombrado Samurai, un título extrañamente otorgado a los extranjeros.

A la par de la película se publicará también un libro sobre Yasuke escrito por Thomas Lockley y Geoffrey Girard que se publicará el 30 de abril.