Los ricos y famosos también pueden ser ñoños.

Palmer Luckey, el polémico fundador de Oculus VR que salió de la compañía por ser un entusiasta seguidor de Donald Trump, pasó de ser uno de los personajes a seguir en Silicon Valley a simplemente uno más de los jóvenes millonarios que deben su fortuna a un proyecto innovador, pero al que tuvieron que abandonar por sus malas decisiones.

Desde que salió de Oculus, Palmer Luckey se había mantenido fuera de los reflectores… hasta ahora, que decidió acudir a una convención de anime y manga de Japón y lucir sus lonjas disfrazado de Quiet, la sexy asesina de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Incluso, tal vez en honor a su ex-compañía, se puso un enorme visor 4K:

El millonario de 24 años de edad reveló que lleva años acudiendo a convenciones de cómics disfrazado de algún personaje de la cultura popular, pero antes no era famoso. Recordemos que las Oculus Rift saltaron a los reflectores y ganaron reconocimiento mediático en 2014, y su fundador comenzó a ser una figura hasta el 2015, cuando la revista Time le dedicó una ridícula portada.

La prueba de que Palmer es un nerd hecho y derecho es que se emocionó cuando descubrió que el mismísimo Hideo Kojima, el creador de Metal Gear, retuiteó algunas de las fotos en las que aparece.

Bien dicen que puedes salir dela Frikiplaza y ser un millonario tecnológico, pero la Frikiplaza nunca saldrá de tu corazón.

fuente Polygon

temas