Óscar Chávez y Rius: La gran amistad de dos eternos inconformes con el mundo

Rius dibujó incontables portadas de Óscar Chavez, y el cantautor le dedicó una canción y un poema.
(Polydor)

Óscar Chávez fue parte de la cultura de México mucho más allá de lo que imaginamos. No sólo fue una de las voces más reconocibles en el mundo de la canción de protesta, un solvente actor, director de teatro, locutor, poeta, también fue uno de los más importantes arqueólogos de la canción popular, recuperando para nuevos públicos viejas canciones mexicanas -y latinoamericanas- casi olvidadas.

Como era de esperarse, en los años sesenta, cuando Óscar Chávez comenzaba a ganar fama en los círculos culturales universitarios, tuvo un encuentro con otro joven que también estaba despuntando: el caricaturista Eduardo del Río, Rius. Ambos tenían ideas afines en la política y eran defensores de Cuba, el socialismo y las luchas estudiantiles, por lo que solían frecuentarse. Pero fue hasta los años setenta que comenzaron a colaborar y, gracias a eso, a construir una amistad que se mantuvo intacta hasta la muerte de Rius.

Así contó el inicio de su amistad con Rius el propio Óscar Chávez en el libro 80 AniversaRius:

“Tiempo después de habernos conocido, alrededor de 1976, yo empecé a grabar parodias políticas y fue en ese momento cuando Rius colaboró por primera vez haciendo la portada del disco. Después de esa, han venido alrededor de 30 aportaciones más, y es algo por lo que siempre le voy a estar agradecido. Tener de portada alguna de las obras de Eduardo es como tener plasmado un pedazo de la historia de México.”

La amistad entre los dos fue profunda, y en agradecimiento por las más de tres decenas de portadas que realizó para él, Óscar Chavez escribió y compuso la música de “Rius para principiantes”, una canción que aquí compartimos:

En junio del treinta y cuatro,
día veinte a cualquier hora,
nació en medio de Zamora,
voy a explicar su retrato.

Ríus es de Michoacán,
pero el no tiene la culpa,
entre tanto ganapán,
en su nombre una disculpa.

El no es igual a ninguno,
digan lo que han de decir,
michoacano solo hay uno,
yo lo voy a describir.

Ríus para principiantes,
al derecho y al revés,
sigue siendo y es quien es,
ahora y desde endenantes.

Desde aquellos “Supermachos”
que imaginó en su magín,
sigue pintando el violín
y nunca cierra los labios.

Desde los años sesenta
fue nuestro libro de texto,
aunque me falle la cuenta
sin excusa ni pretexto.

Y aquella Secretaría
que llaman de educación,
debiera darle un tostón,
aunque sea de regalía.

Maestro de cuerpo entero
de tanta generación,
no le pagan con dinero
lo que ha dado a la nación. Yo soy de los “Agachados”
que agradecen su atención,
no como esos diputados
que roban a la nación.

Y aquellas caricaturas,
que hacen al tiempo hablar,
y aplaudir y festejar
su burla sobre los curas.

Y esas cosas que no dice,
pero que sí las dibuja,
hacen llorar a las brujas
detrás de sus cicatrices.

Humorista a pesar suyo,
va mas allá de la historia,
yo le canto a su memoria
con cariño y con orgullo.

Ríus para principiantes,
con todo el pueblo reunido,
yo te brindo este corrido
en nombre de los cantantes.

Adiós adiós no les digo,
porque vengo regresando,
para animar a mi amigo
a que siga dibujando.

Con mi canto te dibujo,
mientras dibujas cantando,
nunca pierdas el embrujo
de hacernos reír llorando.

Además, en su faceta de poeta, Óscar Chávez escribió un soneto para Rius:

“Nunca bien ponderado y gran monero:

No estás en las “estuatas” contemplado de este pobre país amortajado,

Por tanto gobernante asaz culero.

Tu garabato ha sido siempre fiero,

No perdonas a nadie malhadadado,

En tu cruel ironía recargado,

Sobre tu tinta de cabrón y acero.

Que nunca se te acabe la charanga,

Para juzgar la cusa de los males,

Que esquibamos atrás de la pachanga.

Vives entre espantajos y nahuales

Mientras la muerte se descuachalanga.

México es un cementerio de animales.”

El soneto anterior, fue firmado así: “En una cruda de Mayo de 2007, Vale para Eduardo por todo lo dicho y todo lo callado.”

Ahora que Óscar Chávez se ha ido, quedan estas palabras y estos dibujos como prueba de esa amistad entre dos grandes icónos de México.

(Polydor)

(Polydor)

(Discos Tecolote)

ANUNCIO