El trato lo convierte en el showrunner mejor pagado en la historia.

La noticia bomba del mundo del entretenimiento acaba de ocurrir: Netflix contrató por 5 años a Ryan Murphy, el productor, guionista, director de cine y televisión consentido de Fox, por ser el creador de muchas de las series que más han dado de que hablar en los últimos años: incluyendo a Nip/Tuck, Glee, American Horror Story, American Crime Story y Feud.

“Las series de Ryan Murphy han influido en el espíritu cultural mundial, ha reinventado los géneros y cambiado el curso de la historia de la televisión. Su dedicación inquebrantable a la excelencia y para dar voz a los menos representados, para mostrar una perspectiva única o simplemente para impresionarnos, impregna su trabajo que rompe todos los géneros”, indicó Ted Sarandos, jefe de contenidos de Netflix al dar a conocer la noticia.

Murphy llevaba años trabajando con Fox, pero Netflix logró convencerlo de no renovar con la cadena de televisión por cable y fichar con ellos gracias a un contrato millonario que se calcula ronda los 300 millones de dólares, el salario más alto para un showrunner en la historia. Con esto, Murphy se sumará a Netflix cuando expire su contrato en julio y se mude a Netflix.

“Soy un niño homosexual de Indiana que se mudó a Hollywood en 1989 con 55 dólares ahorrados en mi bolsillo, así que el hecho de que mis sueños se hayan hecho realidad de esta manera es emocionante y abrumador para mí. Estoy inundado de aprecio genuino por Ted Sarandos, Reed Hastings, y Cindy Holanda de Netflix por creer en mí para mejorar el futuro de su empresa, seguiré apostando por las mujeres, las minorías y los héroes y heroínas de la comunidad LGTBQ”, recordó Murphy en el comunicado oficial de la noticia.

El contrato establece que Murphy producirá series y películas exclusivas de Netflix, incluidas dos que ya estaban en preparación: Ratched, una serie que contará la historia de la enfermera Ratched, uno de los personajes de One Flew Over the Cuckoo’s Nest (Atrapado sin salida) y The Politician, una sátira política protagonizada por Ben Platt.

Murphy fue muy crítico con la compra de Fox por parte de Disney, sobre todo porque sus producciones suelen ser incluir provocaciones raciales y sexuales, que sospechaba no serían tan apreciadas por el estudio del ratón Miguelito, incluso declaró:”Lo que yo hago no es para Disney y no estoy interesado en hacer cosas a su estilo”. Supuestamente, Murphy y Bob Iger tuvieron una reunión, en la que el CEO de Disney intentó convencerlo de quedarse en la compañía, pero todo indica que la reunión no fue exitosa.

fuente The New York Times

temas