Sí, los terroríficos personajes del bajío de México no estaban legalmente hasta ahora.

Foto: Russ Bowling.

El Santo, Blue Demon y Mil Máscaras finalmente podrán descansar, luego de que el gobierno de Guanajuato decidiera expedir las actas de defunción de las famosas Momias de Guanajuato. Con esto, las Momias están oficialmente muertas.

A pesar de que todo esto puede sonar muy raro, forma parte de una iniciativa de Paloma Robles Lacayo, la directora del Museo de las Momias de Guanajuato. La idea de Robles Lacayo es “humanizar” a las momias, es decir, eliminar todo el morbo que existe alrededor de los personajes y darles un toque de “dignidad humana”.

Actualmente el museo cuenta con 111 momias completas, 4 cabezas y dos fetos. El equipo a cargo de Robles Lacayo realizó un trabajo de investigación alrededor de la mayoría de las momias, para rescatar sus historias de vida, así como los motivos de sus muertes.

Gracias a esto, en un futuro cada momia tendrá a su lado su acta de defunción, así como placas con  información relacionada con su nombre, árbol genealógico, el lugar en que habitaba, costumbres de su zona y, en algunos casos, con fotografías de cómo lucían en vida. El museo en su conjunto tendrá algunas remodelaciones, incluyendo la colocación de visores que permiten ver fotografías estereoscópicas con imágenes de Guanajuato a través del tiempo.

El proyecto está en marcha, pero probablemente tarde más de lo pensado, debido a que Juan Carlos Delgado Zárate, político panista y presidente de la Comisión y Rescate de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Guanajuato, anunció un recorte al presupuesto del museo efectivo para el 2018.

Si se concreta el proyecto, conoceremos más de las momias y no sólo las leyendas alrededor de ellas.

fuente El Financiero

temas