Las 10 mejores escenas de Joker en la historia del cine y la televisión

Desde César Romero hasta Zach Galifianakis, te contamos cuáles son las mejores del Joker en la historia.

¿Cuántos Jokers nos hacen falta para decir que el payaso de Ciudad Gótica es uno de los villanos de cómics más inquietantes de la historia? Uno más, y es Joaquin Phoenix. En 1940, Bill Finger, Bob Kane y Jerry Robinson crearon un personaje tan complejo -inspirado en The Man Who Laughs (1928) de Paul Leni- que ochenta años después sigue siendo reinterpretado por tantos directores que quieren seguir imprimiéndole su propio sello.

También te recomendamos: The Joker: La historia del payaso príncipe del crimen y el hombre que lo creó

A lo largo de varias décadas, hemos visto en el cine y televisión -e incluso en videojuegos- a un buen puñado de innumerables actores desfilar a través de las pantallas con la siniestra sonrisa del Joker. En 1966, fue César Romero el primer actor en interpretar al Guasón, y más de una década después, veríamos a Jack Nicholson con su perturbadora mirada hacerle la vida imposible a Bruce Wayne en Batman (1989), dirigida por Tim Burton. Y a la lista, se debe añadir a Heath Ledger, en The Dark Knight (2008); Jared Leto, en Suicide Squad (2016), e incluso, a Mark Hamill, por prestar su voz en Batman: The Animated Series (1992) y después en Batman: Mask of the Phantasm (1993), aunque estar detrás de un dibujo animado no le ha dado tanto reconocimiento (como el que merece).

Si me preguntaran quién es mi Joker favorito, podría inclinarme por Ledger; aunque otra buena respuesta sería Hamill, ya que mi primer acercamiento con el Joker fueron los dibujos animados de la serie animada de Batman. Sin embargo, sería injusto decantarme por uno. Por eso, decidimos que sería una mejor idea hacer una lista con las mejores escenas del Joker en la historia del cine, en vez de intentar compararlos.

César Romero en Batman (1966)

Antes de que Nicholson o Ledger convirtieron a Joker en un desalmado personaje, no simpre fue así. En 1966, César Romero “el látino de Manhattan” fue el primer actor en convertirse en el Guasón. Tenía 59 años y durante su juventud a menudo hizo papeles de gigoló. Su elección fue inesperada, pero se convirtió en una de las actuaciones más divertidas y desenfadadas del personaje.

Incluso, Romero sabía que el Joker, al ser un villano de la televisión de los años 60 era imposible que ganara, como lo explicó él mismo en una entrevista cuando el reportero le confiesa que quiere verlo ganar:

“¡Oh, no puedes ganar! El villano no puede ganar”, dice. “Siempre ganamos el miércoles por la noche. Al final del espectáculo del miércoles por la noche estamos ganando. Pero luego llega el jueves por la noche y perdemos”.

En el episodio The Joker Is Wild de la primera temporada de Batman, Romero realizó una de las primeras carcajadas de Joker en la televisión, cuando Batman y Robin lo atrapan mientras canta durante un show en vivo. Lleva puesto, irónicamente, un disfraz de payaso con un máscara que muchos años después sería un easter egg en The Dark Knight:

Jack Nicholson en Batman (1989)

La historia de Nicholson con el Joker comenzó muchos años antes del estreno de Batman. Un buen día de 1980, el productor ejecutivo de las películas del Caballero de la Noche, Michael Uslan, tomó un autobús a la ciudad de Nueva York. Llevaba un periódico. Al abrirlo, se detuvo en la sección de cine, y la fotografía de un rostro conocido lo dejó impresionado: era Nicholson en la famosa escena en la que mirando con ojos desenfrenados a través de una puerta. Se trataba del cartel promocional The Shining (1980). La icónica cinta de Stanley Kubrick estaba por estrenarse y al ver a Nicholson de esa manera Uslan dijo: “¡Este es el único actor que puede interpretar al Joker!”, contó en una ocasión.

“Rasgué esa foto del periódico y, tan pronto como llegué a casa, corrí hacia mi escritorio, tomé White-Out y la pinté en la cara de Jack. Tomé un bolígrafo rojo y coloreó sus labios. Tomé un marcador mágico verde y lo peiné, y ‘¡Voilà!’ Allí estaba el Joker definitivo mirándome”, recuerda.

Nueve años después, Nicholson nos regalaría este impresionante momento que muestra uno de los tantos nacimientos del Joker. La escena, muestra a Jack Naiper en una oscura habitación después de haberse sometido a una cirugía tras caer en un estanque de productos químicos. Es, hasta el momento, la escena más aterradora que recuerde del Guasón.

Tim Burton narra en Batman que el Joker, antes de convertirse en un completo maniático, era un criminal conocido como Jack Napier, que trabajaba para uno de los mafiosos más temidos de Ciudad Gótica llamado Carl Grissom (Jack Palance). En esta escena, después de su transformación, asesina a Grissom para presentarse por primera vez como el Joker y desatar una hilarante balacera. Incluso, el diálogo previo es desconcertante:

“Ya he estado muerto una vez y eso libera mucho”, dice Joker a Grissom. “Deberías probarlo, como terapia”.

A pesar de que el Joker de Nicholson estaba completamente aturdido por su frenética locura, no dejó de enamorarse. De hecho, estaba interesado en la novia de Bruce Wayne, Vicki Vale (Kim Basinger), una reportera gráfica que intenta desenmascarar al murciélago. En esta escena, antes de verse con Vale en una “romántica” cita, Nicholson tiene una entrada triunfal en el museo de arte. Él y sus secuaces destruyen el lugar mientras ejecutan una alegre coreografía.

Mark Hamill en Batman: The Animated Series (1992)

Injustamente, Mark Hamill no suele encabezar las listas sobre el Joker. Haber permanecido oculto detrás de los dibujos animados de Batman le ha valido el menosprecio de la gente, pero la forma en que ejecutaba la voz del Joker era una clase maestría del doblaje. En serio, incluso verlo actuar y cómo cambia de aspecto (y sonríe) para lograr la mejor tonalidad vocal enchina hasta las pieles más gruesas. Sin embargo, a pesar de haber sido un gran “Príncipe Payaso del Crímen”, antes de que esto siquiera ocurriera, creyó que los productores no se interesarían en un actor como él.

En ese entonces, Hamill ya era famoso por su interpretación de Luke Skywalker en la saga de Star Wars, así que cuando audicionó pensó que “no había ninguna posibilidad”. “Son extremos prototípicos (Luke y Joker) del bien y el mal, así es que asumí que no me iban a contratar”, contó en una sesión de AMA en Reddit. Además, confesó que al ser contratado se sintió intimidado por Nicholson.

“Me sentía engreído cuando dejé la audición y pensé que ese era el mejor Joker que iban a escuchar, pero lamentablemente tenía claro que no me iban a elegir. Dos semanas después, me llamaron y me dijeron que tenía el trabajo e inmediatamente perdí mi confianza. Luego un gran amigo me dijo que estaba siendo valiente y le pregunté por qué creía eso. Ahí me dijo que probablemente yo no debería querer hacer algo después de que lo hiciese Jack Nicholson, así que ahí me asusté aún más. Pero el miedo es un gran motivador”, contó.

Así, veríamos después esta escena del episodio 51 llamado “The Man Who Killed Batman” de la primera temporada de Batman: The Animated Series. Batman ha sido asesinado y Joker (a su manera) lamenta la absurda muerte de su enemigo y explicar cómo enfrentarse a Batman, era una de sus mayores motivaciones.

Se dice que Hamill se inspiró en Hannibal Lecter y Jerry Lewis para crear a su personaje, pero lo que es un hecho es que la risa de Joker ya la había comenzado a preparar desde tiempo atrás. “Había estado haciendo Amadeus en Broadway por un año, así es que estaba experimentando con una risa para Amadeus y fue esa la que llevé a la audición del Joker y funcionó muy bien”, contó. Para muestra de eso, este pequeño fragmento que, si bien no forma parte de Batman: The Animated Series, es una gran muestra de lo emblemática que es la risa de Hamill.

Heath Ledger en The Dark Knight (2012)

El Joker de Heath Ledger fue una versión más escalofriante y transtornada a diferencia de las anteriores. Dejó de ser por completo el personaje bromista para simplemente: querer ver arder el mundo. Alejado de todo, Ledger se recluyó en una habitación de hotel durante seis semanas para trabajar en el personaje. Ahí fue donde desarrolló sus tics, su voz y esa risa sádica. Su preparación fue tan inmersiva que en un diario dejó impresas sus memorias de aquellos días, que iban acompañadas de siniestros garabatos.

Una frase apuntada en el diario decía:Dentro. Se está riendo rojo y negro y rojo y negro hasta que no quede nada para reír. Hasta que, casi con ternura, se vuelve del revés por la boca”. Además, incluyó una extraña lista con los ingredientes para preparar un “desayuno tardío”:

“Mezcle bebés

Minas terrestres

SIDA

Amadas mascotas en malos accidentes de tráfico

Estadística

¡DESAYUNO TARDÍO!

La tabla periódica de los elementos

Pero Ledger murió unos meses antes del estreno de Dark Knight por una sobredosis, pero nos regaló una serie de escenas como esta conocida como “El Interrogatorio”, en la que Batman (Christian Bale) ataca a golpes al Joker. Tiempo después, Bale contó a The Hollywood Reporter que, de hecho, los golpes fueron reales: “Como se ve en la película, Batman comienza golpeando a The Joker y se da cuenta de que no es un enemigo ordinario porque entre más lo golpea, más los disfruta, más satisfacción le daba. Heath se estaba comportando de una forma muy similar. Él me estaba alentando”, dijo.

En un documental póstumo sobre Ledger, el padre del actor contó cómo fue que pudo haber srguido la idea de disfrazarse de enfermera para desarrollar la escena (que por cierto improvisó) cuando hace estallar el hospital. Según su padre, cuando era niño su hermana Kate solía como enfermera:

“La habitación del hospital era un poco intrigante porque su hermana Kate solía vestirlo con un traje de enfermera”, explica. “Se veía muy divertido con un traje de enfermera cuando era niño y se veía muy divertido con un traje de enfermera en la película”.

Jared Leto en Suicide Squad (2016)

Si bien, Jared Leto no es el Joker favorito de las fans de DC hay que admitir que realmente se comprometió con el personaje, aunque en un nivel muy distinto a Ledger e incluso mucho más excéntrico. Por ejemplo, para que sus compañeros de reparto estuvieron conscientes de que estaba muy comprometido con el proyecto, les hizo llegar un cerdo muerto. Sigo sin entender porqué lo hizo, pero el Joker de Suicide Squad fue un villano que apegarse a nuestra época dejando a un lado los atuendos elegantes de un gángster clásico y volverse un líder criminal moderno hasta los dientes, repleto de tatuajes. Su transformación fue única, hay que decirlo.

El director David Ayer contó en una ocasión que Leto se inspiró en los capos del narco para crear al Joker:

“Si un tipo como él realmente existiera hoy, ¿de dónde vendría? ¿Cómo iba a hacer negocios? ¿A quién conocería él? ¿Cómo se vería? En mi mente, me inspiré mucho en los narcotraficantes en Instagram. Es una excelente manera de entender el estilo de vida de un villano”, dijo.

En términos visuales, probablemente está secuencia de Leto carcajéandose sobre el suelo mientras la cámara se aleja simulando el movimiento de las manecillas del reloj, probablemente sea la mejor que vimos en Suicide Squad:

Zach Galifianakis en The LEGO Batman Movie (2017)

Sí (por si no lo sabías), el sujeto bonachón de Hangover Zach Galifianakis también fue Joker, pero no de la forma que él esperaba. Cuando Galifianakis se enteró que sería el Joker, pensó que seguiría el mismo camino que Nicholson, Ledger y Leto en un live-action de Batman, y eso de pronto lo entusiasmó. Pero no fue así.

“Sí, por supuesto que sí”, aceptó de inmediato. “Luego dijeron: ‘Es la película de juguetes'”, contó.

The Lego Batman Movie en general, es una cinta infantil o bien, muy familiar, tiene grandes referencias a la historia de Batman en el cine y la televisión. La trama, por supuesto, no presenta muertes ni nada tan descabellado, pero en esta primera escena de la película Joker ve morir sus sueños cuando Batman le confiesa que él no es su mayor enemigo. Muy triste, y es la razón por la que el caos de toda historia se desencadena: