Un ingeniero en computación decidió recrear el paisaje marciano, famoso por ser árido, polvoso y estéril; volviéndolo un mundo verde y azul, lleno de vegetación, nubes y océanos.

Kevin Gill, quien además de ser ingeniero es un gran aficionado a la astronomía, utilizó datos e información de los satélites artificiales MRO y MOLA (que sobrevuelan el Planeta Rojo desde hace años,) y el programa de edición de imágenes de código abierto GIMP, para realizar unas espectaculares ilustraciones que nos permiten apreciar como se vería marte si estuviera cubierto de agua y contara con vida vegetal.

Gill admite que su inspiración fue la famosa foto de la NASA conocida como la The Blue Marble. Además reconoció que su único afán por realizar las imágenes fue el entretenimiento personal:

“Estas ilustraciones no fueron pensadas como un posible escenario científico, estoy seguro que algunas de mis ideas plasmadas en la obra son incorrectas. Espero que por lo menos pueda activar la imaginación de alguien más allá de mi, así que por favor ¡Solo disfrútenlo!”

Independientemente de su exactitud, las imágenes de Gill nos permiten ver cómo podría haber sido el paisaje marciano hace miles de millones de años.

Marte-agua-03

vía Policymic

fuente Kevin Gill

temas