El joven director indicó que la productora cinematográfica se entrometió en la edición de la cinta. 

Finalmente se estrenó el reboot de Fantastic Four, la apuesta de Fox por intentar expandir su universo cinematográfico de superhéroes. Lamentablemente para el estudio, las críticas no han tratado nada bien a la cinta dirigida por Josh Trank, siendo superada en Rotten Tomatoes incluso por la criticadísima  Pixels.

fantastic-four

Trank es(o era) uno de los directores más prometedores dentro de Hollywood gracias a su genial debut con Chronicle. Incluso Disney confió tanto en la visión de Trank que, mientras dirigía Fantastic Four para la competencia, lo contrató para realizar una de las películas de Star Wars.

Sin embargo, desde hace meses comenzaron a reportarse problemas con el resultado de Fantastic Four. En ese entonces se dijo que Trank tenía diferencias creativas con Fox por el resultado final de la cinta. Los rumores sobre las diferencias entre el estudio y el director generaron un ambiente enrarecido que llevó a que, desde finales del año pasado se comenzara a sugerir que la película era mala. A principios de año Disney dio a conocer que Trank estaba fuera de los proyectos de Star Wars, supuestamente por el interés del director en concentrarse en proyectos personales.

Ayer, después de que las primeras críticas comenzaron a destrozar la cinta, Trank no pudo evitar lanzar en su cuenta personal en Twitter un mensaje en el que culpa a Fox del montaje final de Fantastic Four.

“Hace un año yo tenía una versión fantástica de esto. Y estoy seguro que habría recibido grandísimas críticas. Probablemente nunca la verán, esta es la realidad.”

josh-trank

El mensaje estuvo sólo unos minutos en Twitter, pero fue tiempo suficiente para que millones de personas lo compartieran. Max Landis, el escritor de Chronicle, apoyó lo dicho por Trank en una serie de tuits, pero matizando su argumento, señalando que era muy difícil pensar que un gran estudio no interferiría con la visión oscura que el director intentaba llevar a una franquicia.

“Creo que es Josh es brillante. Pero creo que Chronicle fue una casualidad completa para nosotros. Nos divertimos mucho y tuvimos control completo sobre la película, pero eso se debió a que era una producción muy pequeña. Fue un golpe de suerte. Era una idea original, una película oscura con un director debutante. En los cinco años transcurridos desde que vendí el guión de Chronicle, he aprendido de la manera difícil todo lo anterior. Josh no tuvo esa oportunidad, su segundo gran proyecto después de uno con total libertad fue Fantastic Four, un proyecto con una intensa supervisión. Así que no creo que nadie está bien o mal en este asunto, nadie está tratando de hacer una mala película. Sólo les digo algo más a los aspirantes a cineastas: Este trabajo sólo muy ocasionalmente es romántico. Aun así puede ser muy divertido.”

En este momento la fama de Trank como director problematico se ha incrementado, y muy probablemente no lo veamos en un largo tiempo en grandes proyectos. A nosotros sólo nos queda esperar saber la opinión de nuestro crítico de cabecera: Nicolás Ruiz (@Pez_out). Espera su reseña este fin de semana.

vía The Verge

fuente Mike Ryan (Twitter)

temas