Los dos directores se vieron envueltos en una polémica relacionada con los ejemplos positivos de mujeres fuertes.

El director James Cameron –responsable de clásicos de la ciencia ficción como Terminator o Aliens– es famoso por su megalomanía, que le ha acarreado una incontable cantidad de chistes que parodian su inflado ego. Pero ahora se ha metido en un problema del que será imposible que logre salir sin un par de raspones: el director criticó la película de Wonder Woman y la llamó símbolo del patriarcado.

En una entrevista con The Guardian, en la que se le pidió diera a conocer su punto de vista sobre por qué Hollywood no sabía representar en la gran pantalla a mujeres fuertes, Cameron aprovechó para criticar a Wonder Woman por ser demasiado “bonita” y, de paso, también autoalabarse:

“Todas esas felicitaciones y esas palmaditas en la espalda que Hollywood se ha dado a sí mismo con Wonder Woman son un completo error. Ella es sólo otro icono objetificado por el patriarcado de Hollywood, que está haciendo lo mismo que ha hecho siempre. Eso no quiere decir que no me gustase la película. Pero, para mí, Wonder Woman es un paso atrás. Sarah Connor no era ningún icono de la belleza. Ella era fuerte, tenía problemas, era una madre espantosa y se ganaba el respeto del público a base de su valor. Y para mí, [el beneficio de personajes como Sarah] es tan obvio. Quiero decir, ¡la mitad de la audiencia que va al cine es femenina!”, dijo Cameron.

Patty Jenkins, la directora de Wonder Woman, no ha tardado en responder a la provocación de Cameron. Desde su cuenta en Twitter, Jenkins se dio el lujo de criticar la postura del director de Terminator con un argumento sólido: Cameron no es mujer y no puede decidir qué tipo de mujer es un ejemplo positivo.

“Que Cameron sea incapaz de entender lo que Wonder Woman significa o representa para mujeres de todo el mundo no me sorprende, porque, aunque sea un gran director, no es una mujer. Las mujeres fuertes son geniales. Apreciamos mucho su alabanza de mi película ‘Monster’, y de nuestra representación de una mujer fuerte pero dañada. Pero si las mujeres tenemos que ser siempre duras, fuertes y preocupadas por ser fuertes, y no tenemos libertad de ser multidimensionales o aclamar a un ícono femenino porque es atractiva y cariñosa, entonces no hemos llegado muy lejos. Creo que las mujeres pueden y deben ser como los protagonistas masculinos. No hay modelo correcto ni equivocado de mujer poderosa. Estoy segura de que el enorme público de mujeres que ha convertido esta película en un éxito sabe elegir y juzgar sus propios iconos de progreso” remarcó Jenkins.

Los dos puntos de vista tienen argumentos importantes, pero tú ¿de qué lado estás?

fuente The Guardian

temas