Uno de los cartones de Antonio Prohías que molestaron al gobierno de Castro.

Una de las caricaturas emblemáticas de MAD tiene su origen en Cuba.

Antonio Prohías nació el año de 1921 en Cienfuegos, Cuba. A sus 20 años ya era un caricaturista reconocido en su país. Había creado El Hombre Siniestro, La Mujer Siniestra, Tovarich, El diplomático, Erizo y Oveja negra y para la década de los 50 se convirtió en el líder de la Asociación de Caricaturistas de la Isla.

antonio-prohias

Prohías era anti-Batista, así que cuando la Revolución ganó y Castro llegó al poder en 1959, se convirtió en uno de los cartonistas favoritos del nuevo régimen (incluso le entregó un premio “caricatura del año”). Pero, cuando comenzó a cuestionar las políticas de los revolucionarios en su trabajo, el gobierno lo etiquetó de “espía de la CIA” lo cual provocó que se quedara sin trabajo. Un año después partió rumbo a Nueva York, porque, si no lo sabían, el espionaje se castigaba con la ejecución.

z9pxw1c

Ya puesto en la “tierra de la libertad” todo parecía mejorar para el buen Toñito, pero había un pequeño inconveniente: No hablaba inglés. Años después, su amigo y compañero mexicano en MAD, Sergio Aragonés, comentaría que cuando llegó a pedir trabajo a la revista le pidió Prohía que le sirviera como interprete pues su dominio de la lengua aún era escaso, pero descubrió que el del cubano era aún peor. De acuerdo con Aragones, Prohías lo presentó como “Sergio, mi hermano de México” lo que los editores pensaron que estaban reunidos con “Sergio Prohías”. Historias como esta hay varias sobre el historietista.

Consiguió trabajo en una fábrica de ropa y al salir iba a su casa y se dedicaba a dibujar.

Historia de "El Hombre Siniestro"
Historia de “El Hombre Siniestro”

Su plan era usar a su personaje El Hombre Siniestro para contar nuevas aventuras en Estados Unidos, pero consideró que sería muy violento para el público norteamericano; así que, viendo como estaba el panorama político en plena Guerra Fría, decidió convertir a su personaje en un espía de Estados Unidos, darle una contraparte de la Unión Soviética, conservar la violencia, mezclarla con humor negro. Así nació Spy Vs Spy.

Historia de "El Hombre Siniestro" adaptada para Spy Vs Spy
Historia de “El Hombre Siniestro” adaptada para Spy Vs Spy

Ahora no había problema con usar la violencia, ya no era “sin sentido”, se justificaba en el hecho de que ambos espías estaban haciendo su trabajo.

Prohías llevó su trabajo a la revista MAD, quienes le compraron 3 tiras ese mismo día. Todo esto gracias a su hija Martha, quien a los 14 años ya le servía de traductora.
Desde entonces no dejó de publicar su tira en la revista hasta 1990, cuando se retiró por enfermedad. Su serie fue retomada por George Woodbridge, Bob Clarke y Duck Edwing (1988), Dave Manak en la década de 1990, y desde 1997 por Peter Kuper.

Así fue como, sin saberlo, Fidel Castro provocó el nacimiento de una de las tiras cómicas más representativas del humor del siglo XX, en la cual, por cierto, apareció en forma de sirena tocando un arpa hecha con una hoz.

fiedel

temas