El fondo está enfocado en los afectados de la prohibición de inmigración del presidente Donald Trump.

Las terribles (incomprensibles e irritantes) decisiones que el presidente Donald Trump ha tomado frente a los inmigrantes han puesto a Estados Unidos y al mundo con los pelos de punta. Muchos inmigrantes se han visto afectado a tan sólo unos días de que el mandatario asumió el poder. Ante esta crisis que es ya latente, y de acuerdo con un reporte del USA Today, Google ha creado un fondo para inmigrantes ante las prohibiciones del presidente estadounidense de 4 millones de dólares. El cual, además, es la mayor campaña de Google en este sentido hasta la fecha.

El fondo fue anunciado el director general de la compañía, Sundar Pichai y se confirmó en el diario por un portavoz de Google. Pichai ha criticado la prohibición de Trump en un memorando interno el fin de semana pasado:

 “Es doloroso ver el costo personal de esta orden ejecutiva sobre nuestros colegas”.

La orden ejecutiva que prohíbe temporalmente la inmigración de siete países de mayoría musulmana, afecta al menos a 187 empleados de Google, de acuerdo con el memorándum de Pichai.

“Estamos molestos por el impacto de cualquier propuesta que pudiera imponer restricciones a los ‘googlers’ y sus familias o que pudieran crear barreras para atraer talento a los Estados Unidos”, señaló el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, originario de India.

El fondo original de dos millones de dólares puede ser compensado con otros dos millones millones de dólares por medio de donaciones de empleados de la compañía y a través de cuatro organizaciones: la American Civil Liberties Union (ACLU), Centro de Recursos Legales para Inmigrantes; el Comité Internacional de Rescate y ACNUR (la agencia de la ONU responsable de la protección de los refugiados). De acuerdo con el USA Today, la campaña humanitaria de Google es la más grande hasta ahora.

El cofundador de Google, Sergey Brin también se unió a las protestas en contra de la orden ejecutiva en el Aeropuerto Internacional de San Francisco el sábado. Brin declaró que lo hacía porque su familia huyó de la Unión Soviética en 1979, y no hay que olvidar que Pichai es un inmigrante hindú.

Varios ejecutivos de tecnología se han pronunciado en contra de la orden ejecutiva de Trump. El fin de semana, Reed Hastings, CEO de Netflix, dijo que “Las acciones de Trump. son tan anti-estadounidense que nos duele.” Por su parte Mark Zuckerberg, mucho más tibio, dijo que sólo estaba preocupado por el orden.

Otras compañías han ofrecido un apoyo más concreto. Lyft dijo que donará 1 millón de dólares durante los próximos cuatro años a la ACLU, mientras que el gerente general de Airbnb Brian Chesky, dijo a través de su cuenta de Twitter que la compañía ofrecerá “hospedaje gratis a refugiados y al que no sea admitido en los EE.UU.“.

En una declaración a USA Today , Google dijo estar preocupado por el impacto de la orden emitida por Donald Trump, a las propuestas que podrían imponer restricciones a los empleados de Google y sus familias y que puedan crear barreras que obstaculicen el gran talento con el que cuenta Estados Unidos actualmente. Y manifestaron que seguirán expresando sus puntos de vista sobre estos temas tanto a los líderes de Washington como en otros lugares.

vía The Verge

fuente USA Today

temas