Google celebra a la fotógrafa mexicana Lola Álvarez Bravo con un hermoso Doodle

Álvarez Bravo es considerada una de las pioneras de la fotografía modernista en México.

Hoy es el cumpleaños de la primera fotógrafa mexicana. Su nombre era Dolores Martínez de Anda. Fue considerada como una de las pioneras de la fotografía modernista del país. También fue fotoreportera, documentalista y retratista. Su obra a lo largo del siglo XX se considera una “biografía visual”. Y hoy en su cumpleaños 117, Google la celebró con un Doodle. 

Dolores Martínez de Anda fue mejor conocida como Lola Álvarez Bravo. Nació en Guadalajara, Jalisco, el 3 de abril de 1903. Tenía 9 años cuando se mudó a la Ciudad de México en donde conoció al fotógrafo Manuel Álvarez Bravo´, de quien aprendió los principios básicos de la fotografía. Se casarían una década más tarde. La carrera de Lola como fotógrafa comenzó en la revista El maestro rural, de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Algunas de sus influencias fueron Edward Weston y Tina Modotti. Expuso sus fotografías en el Palacio de Bellas Artes y colaboró con artistas mexicanos como Diego Rivera, Rufino Tamayo David Alfaro Siqueiros y Frida Kahlo. Con Kahlo realizó una serie fotográfica titulada “Frida y su mundo”.

(Foto: Google)

Según la página oficial de Doodle by Google:

“Conocida por sus retratos de figuras públicas, así como por la fotografía callejera que narra décadas de la vida mexicana, es considerada una de las pioneras de la fotografía modernista del país.

Nacida Dolores Martínez de Anda en Jalisco, México, en este día en 1903, el futuro fotógrafo se mudó a la Ciudad de México cuando era niño. Fue de su vecino, Manuel Bravo, que primero aprendió los conceptos básicos de la fotografía, incluido el desarrollo de fotos en el cuarto oscuro. La pareja se casó en 1925, y ambos lograron una gran aceptación por su trabajo.

Álvarez Bravo se convirtió en una figura central en el renacimiento cultural de México después de la revolución, y entre sus fotografías más reconocidas internacionalmente fueron las tomadas a mediados de la década de 1940 de su amiga, y una de las artistas más emblemáticas del país, la pintora Frida Kahlo. A través de su lente de fotoperiodismo, Álvarez Bravo capturó escenas de la vida cotidiana mexicana, desde las tradiciones locales hasta las barberías al aire libre, retratando la profundidad y amplitud de la cultura del país en una carrera que abarca más de medio siglo.

En 1981, el estado natal de Álvarez Bravo, Jalisco, le otorgó una medalla de distinción por su contribución a las artes, y cuatro años después, se instaló una placa en su honor en el histórico Teatro Degollada de Guadalajara.

¡Feliz cumpleaños, Lola Álvarez Bravo! Gracias por capturar a México desde cero”.

Lola Álvarez Bravo falleció el 31 de julio de 1993 en la Ciudad de México.

ANUNCIO