Roberto Fiesco, Carlos Hagerman y Juan Carlos Rulfo serán los directores.

Cada vez más medios, artistas y cineastas se suman a la creación de proyectos de realidad virtual y ahora el Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF) invitó a los directores mexicanos Roberto Fiesco, Carlos Hagerman y Juan Carlos Rulfo a entrarle de lleno a esta tecnología, con el fin de que cada uno filme un mini documental y sea presentado en el marco del festival, que se llevará a cabo del 21 al 30 de julio.

El proyecto recibe el nombre de Ópera Orbis y contará con la producción de Oniria, empresa dedicada a la creación de contenido de videos en 360°, diseño de hardware y software.

“Esta tecnología nos permitirá contar historias que antes no podíamos haber contado”, afirmó Carlos Hagerman.

La idea de entrar hacia esta nueva tecnología inició en 2014, en un evento llamado Hack GIFF. Aquí “se puso sobre la mesa la cinematografía frente a las nuevas tecnologías de Realidad Virtual, Realidad Aumentada y Video de Inmersión”.

En 2016, GIFF fue el primer festival en Latinoamérica en tener un Virtual Reality Screening Room en donde los asistentes pudieron vivir la experiencia con dos estrenos mundiales en el formato: Tomorrow y Humans After Death. Para este año, el GIFF pretende seguir innovando, convirtiéndose en el primer festival de Latinoamérica en producir contenidos originales en Realidad Virtual.

“Sin duda es una transición difícil, tal vez, para nuestros cineastas; porque hay mucha matemática. En los talleres del año pasado se tuvo aprender el coding, entenderlo, y entender la visión de lo esférico”, afirmó durante la presentación del proyecto la directora del GIFF, Sarah Hoch.

El director Carlos Hagerman explica que cuando recibió la invitación para hacer un corto en realidad Virtual dijo que sí, pero realmente no sabía en que se estaba metiendo. “Poder contar historias en otro formato es fascinante. Es como tener un juguete nuevo. Yo no me había sentido así desde hace muchísimos años. Porque generalmente te acostumbras a cierta tecnología y formas de contar historias y llegar a un espacio completamente nuevo es fascinante”, afirmó Hagerman.

Las escondidas es el nombre del proyecto de Hagerman, en el que explorará el paso entre ser niño a adulto, la adolescencia, y qué pasa cuando los adultos pretenden jugar juegos de niños.

Por su parte, y Juan Carlos Rulfo, albergado en el centenario de su padre, se enfocará en la búsqueda de una Piedra, nombre de su proyecto. “Quiero contar la búsqueda de un lugar que siempre he visto – explica el director – que aparece en una foto en mi casa. Y en esa búsqueda pasan cosas fantásticas. Tal vez nunca encuentre la piedra, pero todas las señales que ocurren allí, las señales para distraer al espectador, más que encontrar la piedra estamos sensibles de lo que pasa en el espacio”, explicó.

Por su parte, el director Roberto Fiesco, afirmó que en el documental también existe una realidad que siempre tratan de controlar. “Creo que eso es lo fantástico de entrar a una realidad como la virtual, que hay un montón de elementos que enlazar. Con una perspectiva que va mucho más allá de un encuadre, abre muchos más campos de interés, de foco y de posibilidades con el que el espectador puede guiarse”, explicó el director.

El objetivo de este ejercicio es que los cineastas involucrados rompan sus propios paradigmas al trabajar en un formato 360, y con ellos explorar nuevos procesos creativos al enfrentarse a una imagen esférica. “La idea de generar tus planos como director, para hacerte sentir que eres el hombre invisible y te sientes inmerso en lo que estás haciendo”, destacó Hagerman.

“Tú puedes decidir si ves lo que te quiero contar o puedes irte por tu lado. Yo voy a jugar contigo, tratar de distraerte para que me sigas, pero si vas por tu lado puede que descubras lo que yo ando buscando antes”, explicó Juan Carlos Rulfo sobre el reto de captar la atención de los que ven la obra, en un formato donde se puede seleccionar el encuadre.

Los cortos tendrán una duración de 4 minutos, aproximadamente, y aún están en proceso de filmación; posteriormente tomarán tres meses en la sala de edición, para estar listos para ser presentados en el Festival que tendrá como sede las ciudades de San Miguel de Allende y Guanajuato capital.

temas