El compositor italiano Ennio Morricone atacó a Quentin Tarantino en una entrevista.

Quentin Tarantino, Ennio Morricone y Harvey Weinstein

(Getty Images)

Ennio Morricone es (o era) uno de los ídolos de Quentin Tarantino, el ex-niño mimado de Miramax que sorprendió al mundo en los noventa con sus películas llenas de violencia y diálogos inteligentes. Por eso, Tarantino ha realizado varios homenajes a la obra de Morricone en muchas de sus cintas, incluyendo canciones del compositor.

Lamentablemente, Morricone no se ha sentido honrado con los homenajes, sobre todo después de que Tarantino usó varias de sus composiciones en Django Unchained sin pedirle permiso. Desde entonces, Morricone se ha mostrado molesto con el director de Knoxville, Tennessee. Ni siquiera trabajar con Tarantino en el soudtrack de The Hateful Eight, por la que Morricone ganó el Oscar a la mejor banda sonora, hicieron cambiar de opinión al compositor italiano.

Lo anterior se demostró en una reciente entrevista concedida a PlayBoy Alemania, en la que Morricone no se detuvo en dar a conocer lo que piensa de Tarantino, al que llamó ladrón, dudó de su talento y, de paso, restó toda importancia a los premios Oscar.

Por el momento, sólo se ha dado a conocer un extracto de la entrevista, que saldrá publicada en diciembre, pero se nota que Morricone no está nada contento con Tarantino, al que describe como un tipo que “habla sin detenerse a pensar y decide todo en el último momento. Es un caos”.

Así describió cómo fue trabajar con Tarantino:

“Te llama en el último momento y quiere que termines la película en dos días, me vuelve loco. Es imposible. Es un cretino. Roba a todo el mundo y lo mezcla todo. No es nada original. Y no es un director, no es comparable con los auténticos grandes de Hollywood como John Huston, Alfred Hitchcock o Billy Wilder. Ellos estaban muy bien, Tarantino sólo recalienta ingredientes”.

También sostuvo que no quiere volver a trabajar con Tarantino:

“Nunca más, le dije la última vez. Ese hombre es un cretino. No me gustan sus películas, son basura”, remató Morricone.

Por si fuera poco, Morricone indicó que para él no significó nada ganar el Oscar, y restó importancia a parecer conmovido en la ceremonia del 2016:

“¡Tonterías! No me emocionó nada [ganar el Oscar]. Sólo estaba un poco adolorido por llevar sentado tanto tiempo. Tuve terribles dolores de espalda ese día, tanto en el avión como en la ceremonia. Así que, como mucho, mantuve una expresión complacida porque sabía que pronto acabaría el evento y podría marcharme a casa. No tengo ningunas ganas de viajar más a los espantosos Estados Unidos, con todas sus pomposidades y esa vergüenza que son los Oscar”.

Morricone cumplirá 90 años el próximo 10 de noviembre.

fuente PlayBoy

temas